Aerolíneas, el comunicado que no fue (y debería haber sido)

En respuesta a:

http://www.aerolineas.com.ar/es-AR/Prensa/Comunicado/3079_aclaracion-de-aerolineas-argentinas
Aerolíneas, el comunicado que no fue (y debería haber sido).

AA aclara que es efectivamente una pieza fundamental dentro del conflicto entre el gobierno, la ORSNA, y la empresa LAN. La creencia de que Aerolíneas se desenvolverá mejor en el mercado eliminando a la competencia dentro del mismo segmento esta en la fibra del gobierno nacional y se transmite a todos los ámbitos posibles mediante este tipo de medidas y resoluciones dictadas por fuera de toda convivencia civilizada razonable.

En AA queremos dejar en claro que queremos que tanto LAN como cualquier otra aerolínea del mundo sean bienvenidas para operar en los aeropuertos nacionales, y que se le respeten los contratos con rigurosidad por el uso de hangares o cualquier otra instalación, adquisición de bienes, o servicios.

Asimismo también sostenemos que nuestra aerolínea quiere competir en igualdad de condiciones con el resto, y que no hay ni un motivo confesable por lo que AA deba tener un tratamiento diferencial o privilegiado con respecto a las demás empresas.

lan2

En el mismo sentido, nos comprometemos a no recibir mas giros monetarios por parte del gobierno para cubrir nuestras perdidas. Si somos improductivos, los contribuyentes, muchos de ellos con dificultades económicas, y que no usan nuestros servicios de traslados aéreos, no tienen por que sostener nuestra ineptitud con sus impuestos.

Adicionalmente negamos todo privilegio laboral por encima de los trabajadores de otras compañías. Es de lo mas injusto que pueda haber alguien a no se lo pueda remover de su puesto, cuando al mismo tiempo hay alguien que no puede conseguir trabajo. Creemos en la igualdad ante la ley, y actuamos consistentemente con esa convicción.

AA también niega las versiones periodísticas que indican que la línea aérea de bandera tendría intenciones de “echar” del país a LAN o a alguna otra línea aérea. Los objetivos de Aerolineas Argentinas no son otros que los expuestos en su Plan Quinquenal de Negocios 2010-2014, esto es: conectar a los argentinos y contribuir a la integración y al desarrollo económico y social del país, promoviendo el territorio nacional como destino turístico, cultural y de negocios. Para ello se diseño un plan basado en el crecimiento de las frecuencias, la eficientización de la operación y la mejora del nivel de servicio que se viene desarrollando con éxito operativo, pero no económico.

En corregir este ultimo punto, el del fracaso económico, es donde se concentrara nuestro esfuerzo hacia el futuro. Y creemos tanto en nuestra gente, nuestros aviones y nuestro profesionalismo, que nos comprometemos a que si nuestra compañía fracasa compitiendo en igualdad de condiciones con respecto a las demás, que así sea, y asumiremos nuestras responsabilidades como corresponde desde todas las jerarquías de la empresa.

Por todo esto, invitamos a LAN Argentina a recurrir a la Justica, que gracias al esfuerzo de muchos aun es independiente, para liberarse de este atropello injustificable de parte del ORSNA, en convivencia con un poder ejecutivo que con estos hechos parece renegar de los limites a su poder dictados por el orden Republicano plasmados en la Constitución Nacional.
Buenos Aires, 22 de agosto de 2013

Hey, Gatito-Gatito!

Gatito

Gatito

Le estaba dando de comer a mis gatos, y por un momento me puse en su lugar. Alguien aparece una vez por día y le pone comida en un plato, y consumiéndola sacia su hambre. Cualquier cosa que la gente que se ocupa de su bienestar deje de hacer con respecto a eso lo pondrá instantáneamente en peligro de muerte. Mi gato no tiene conciencia de eso, si así fuera, todo el que le arrima un plato de comida seria devocionado como un dios, o algo parecido. Pero a el no le importa ni como ni de donde viene la comida, cierra sus ojos, apresta sus patitas, abre su boca y simplemente come. Es una conducta de lo mas natural tratándose de un ser irracional.

Gatito
Gatito

Como no podía ser de otra forma, relacione a mi gato con cualquiera que recibe un desembolso del estado. Si cada uno de los que la reciben tuviera real conciencia de que por cada beneficio obtenido hay alguien que ya no puede disponer de parte de su legitima propiedad porque le fue arrebatada, o a todos se les licua el valor de sus billetes con inflación monetaria, o pasamos a ser todos, junto con las futuras generaciones, garantes por deudas gubernamentales contraídas para poder realizar el gasto que se esta aceptando, cual seria la situación? Estas personas son todas seres racionales muy capaces de relacionar las causas con las consecuencias de este sistema con una simple explicación. Definitivamente no tienen la disculpa de mi gato.

Esto aplica a todos los que aceptan de un modo no obligatorio el cobro de alguna prestación de servicio, sueldo, utilidad, beneficio, plan, a miles y miles de estudiantes de escuelas y universidades publicas, a los que ejercen profesiones monopólicamente con la complicidad del estado, y a unos cuantos mas . Todos, absolutamente todos estos, al igual que mi gato, en algún momento, cierran los ojos, aprestan sus patitas, y simplemente se ponen a comer.
Que vos no sos tan culpable, porque el gato de al lado come mas alimento balanceado que vos? No, no, eso es irrelevante. Lo que importa es si comes el alimento, o no lo comes. Y si solo aquellos que no lo comen en absoluto son los únicos moralmente autorizados para señalar los abusos del estado? Cómo quedaría el panorama? Qué vas a decir en tu defensa ahora, Gatito-Gatito? Miau?

Regulaciones al Gas

Llego a casa y me entero que no hay gas.

Bajo a preguntar al encargado y me informa que “alguien” hizo una denuncia por olor a gas, y el servicio fue cortado inmediatamente hasta que una cuadrilla de la compañia venga a revisar la instalación. Hasta ahí acciones y argumentos razonables.

Día siguiente. No solo vino la cuadrilla, sino una tropa de inspectores, que recorrieron todos los departamentos para revisar cada instalación domiciliaria hasta su ultimo mechero. Ahí ya me calenté. Si alguien en planta baja olió gas, es porque es probable que la perdida se encuentre en las cañerías de distribución hacia cada departamento (que era lo único que justificaba el corte general). Si ellos verificaron que en la distribuidora no había perdidas, no hay motivo por el cual se deba revisar cada instalación. Si mi instalación pierde un gas que no se refleja ahí, me jodo porque pagaré más que el gas que consumo en la factura de la tarifa.

Ante mi reclamo, vinieron con una seguidilla bastante pintoresca de explicaciones mas o menos torpes. Me dijeron que era para “cumplir con las nuevas normativas del ente regulador” y que no ocurran accidentes hogareños por el gas, que se cobran tantas victimas por año, todo dicho haciendo ojos de pescadito, como a quien le importa mucho la humanidad.

Una solución no regulada al problema de abastecimiento de gas.

A ver, si mi casa vuela a la mierda porque no tome las medidas de seguridad mas acertadas, me jodo yo y quienes viven en ella, que en este caso es mi familia. Si daño a alguien mas, como por ejemplo, la integridad y la propiedad de un vecino, me vuelvo a joder yo, porque soy el causante del daño, por lo que corro con todas las de perder. Como vemos, todo esto lo resuelve perfectamente los derechos de propiedad, y mucho mejor que una manada de inspectores con caras de moluscos preocupados.

Debo agradecer a las fuerzas ocultas del cosmos el tener agua caliente centralizada, lo que me permitió sobrellevar la crisis con bastante elegancia. Pero como hay que hacerle la sopa y la meme a mi hija, sobrevivimos a las patadas con el microondas en el corto plazo, y después de escuchar las modificaciones irrisorias que me exigieron poner en mi cocina (y el desembolso de dinero que significaba realizarla), salimos volando a buscar una garrafa.

La garrafa apareció. Una garrafita de camping del año 54 que acompañó a mi viejo en sus innumerables viajes en casa rodante a cada rincón del país… perfectamente… ILEGAL! Estaba oxidada y con todas las juntas resecas, por lo que la tuve que reacondicionar bastante para poder volverla a ponerla en marcha con cierta tranquilidad. Comenté con mis vecinos desgasificados como había resuelto el problema, y me encontré con que CHAN! todos lo habían resuelto de la misma manera, o parecida. Con lo cual, el haber olido gas en planta baja trajo como consecuencia un edificio de 18 pisos repleto de garrafas recauchutadas. Pero eso NO ES TAN PELIGROSO como volver a dar gas… como explican los señores inspectores.

Salgo a buscar soluciones al problema, y me encuentro con que el Mercado (sisi, malo, malo, feo, buh!) ya tiene todo un abanico de ofertas para solucionar tamaño sinsentido. Me pongo en contacto con uno, que me hace una jaulita de aluminio y me pone unas toberas pegadas con una espuma pedorra. Una porquería total, desde el punto de vista de la estética y la seguridad. Pero al inspector preocupado le parece que “cumple con la normativa” y aprueba que me abran la fucking llavecita del orto.

Entonces, comencé a preguntarme con mas detenimiento: cual era el origen del problema? La vuelta es larga, pero empieza por algo fundamental: que le importa a Metrogas? claramente, vender gas ocupa el lugar numero N en su lista de prioridades, y al tope de ella se encuentra cobrar el subsidio, seguido por mantener la concesión. El segundo punto es el único que les impide clausurar el suministro de gas a toda la ciudad, y sentarse a esperar el sobrecito, así que alabado sea. Entonces, algo tan natural como que una empresa proveedora de gas QUIERA vender gas queda totalmente distorsionado por intervenciones estúpidas. Por otro lado, si hubiera libre competencia en lugar de concesiones monopólicas, y varias empresas proveedoras estuviesen pujando por tenerme como cliente, ante el anuncio de un cambio de regulación (suponiendo que aun exista un organismo estatal con el poder de imponer ciertas condiciones normativas a los demás, lo que es totalmente al pedo, porque, como vimos, los derechos de propiedad determinan responsabilidades sobre las personas y las cosas de un modo mucho mas eficiente que cualquier arbitrariedad) las empresas se estarían cagando a piñas en la puerta de mi casa para hacerme la modificación ellos mismos, no solo para para poder seguir facturando gas, sino para aprovechar la volteada y que reconsidere quien sera mi proveedor según como responda cada uno a esta nueva reglamentación.

Hace poco me cruce con una amiga que estaba atravesando por exactamente el mismo problema… en la ferretería, comprando un calentadorcito a gas! Temo por ella, pero así, hay que bailar al ritmo de esta murga… Estas son las regulaciones al gas, mis amigos… y están tan al gas como la gente que las escribe.

Caridad a Palos, el Estado Benefactor

Don Fernando es por cierto un ser muy pintoresco, pero tiene la virtud de la fidelidad en sus relatos. Se atiene a los hechos, aunque es muy propenso a comentar sobre ellos y sacar conclusiones, muchas de las cuales me han sido de gran utilidad. Me contó que, días pasados, iba caminando por la calle y sintió gritos que provenían del interior de un templo. Entró y vio que, desde el altar, una persona se dirigía a la feligresía en un tono de marcado reproche. Los asistentes estaban ubicados en los bancos, de frente al orador. Era un discurso fogoso. Lo pronunciaba una persona vestida de civil. Don Fernando me dijo que se trataba de un religioso aunque su indumentaria no lo reflejara “el hábito no hace al monje… pero lo ayuda” me musitó ya continuación se explayó sobre lo feo que es el comportarse como vergonzante. De todos modos, luego de esas disquisiciones, continuó su relato sobre las ideas que aquella persona transmitía a los alaridos a su audiencia. Según parece, el orador estaba en plena diatriba contra “los ricos”. Se refirió en términos muy duros de aquellos “a los que les sobran riquezas” quienes serían condenados por ese hecho. Después de un rato de vociferar (esto puede parecer una falta de respeto pero, si me guío por lo que me cuentan, es la única expresión que cabe) sobre la situación política del momento y, luego de hacer la apología del régimen marxista de Nicaragua, cambió el tono de voz y con una actitud casi dulce aludió a una colecta que iba a tener lugar a continuación. Don Fernando estaba vividamente impresionado por este repentino cambio de modales y de lenguaje. Me dijo que el fogoso discurso se tornó en gentiles sugerencias para que cada uno depositara con generosidad parte del fruto de su trabajo en la canasta correspondiente.

 

Lobo con Piel de Cordero
Lobo con Piel de Cordero

 

En una segunda parte “el representante de la Iglesia” se refirió en detalle a las obras que tenía pensado llevar a cabo en el templo y en su vivienda aledaña. Leyó cifras que reflejaban gastos y explicó con algún detenimiento las tareas de ingeniería que se requerían para las pretendidas modificaciones y terminó la explicación haciendo referencia al sistema de cañerías de la construcción actual y las posibilidades de sustituir parte de la vieja instalación. Don Fernando me decía que tuvo la sensación que su interlocutor confundía conceptos y saltaba de planos con asombrosa facilidad sin que pareciera advertir las contradicciones subyacentes en esas reflexiones. Así, me confesaba que no podía entender cómo, literalmente, patrocinaba el despojo en la primera parte de su alocución mientras pretendía inducir a la caridad en la segunda. Siempre a criterio de don Fernando, quedaba claro que el orador, para recaudar fondos, se veía obligado a dirigirse a la feligresía de buen modo porque no tenía otro remedio a mano. Si se conectaba este segundo capítulo con la exaltada verborragia del primero, debía concluirse que, si hubiera podido -si hubiera contado con la fuerza que su ideal de sistema le permite- hubiera procedido a arrancar violentamente las billeteras y las carteras de los presentes. Don Fernando finalizó su relato con una larga reflexión filosófica sobre la riqueza y la pobreza que no es del caso transcribir aquí, sólo deseo señalar que sus palabras denotaban amargura y fastidio a la vez. No lo he vuelto a ver, pero retengo que, en esa conversación, su última observación estuvo dirigida a subrayar la diferencia entre caridad y despojo.

El estado pretende monopolizar la beneficencia sin comprender que esto encierra una grave contradicción. La beneficencia se realiza voluntariamente y con recursos propios. “Estado benefactor” es una contradicción en términos. El estado puede despojar pero no puede hacer beneficencia. El llamado estado benefactor debilita en grado sumo el sentimiento natural de solidaridad entre las personas al pretender asumir el rol de agente caritativo, al tiempo que corroe la estructura productiva de la sociedad, con lo cual, a su turno, se restringen aún más las posibilidades de llevar a cabo obras de genuina beneficencia. Obsérvese la historia de los diversos países y se encontrará que hay un estrecho y notable correlato entre libertad, progreso y beneficencia.

*Extractos de artículos de Alberto Benegas Lynch (h.)

Tags

Related Posts

Share This

Cadena Nacional

Estoy con mi hija a upa viendo algo así como una mezcla de muppets y teletubbies, unos bichos que se mueven, saltan, y cantan. Una boludez. Pero resulta que ella se divierte de lo lindo, suficiente para poder distraerla mientras la madre le prepara la mamadera y no se arme el Tole-Tole. La escena se ve interrumpida por una bandera argentina enorme flameando que ocupa toda la pantalla, cosa que se repite en el resto de los canales de aire, la cadena nacional esta en marcha. Cuando aparece la figura de la presidente en escena, mi nena se pone a llorar, y yo también. Se supone que el motivo de la interrupción era para poner a la población al tanto de estupideces varias que se suponen que son mucho mas importantes que cualquier cosa que nosotros queramos ver, lo cual justifica con creces cualquier intromisión.

Cadena Nacional

Cadena Nacional

Cual es la lógica?

La lógica de la cadena nacional es que, como se supone que somos una gran aldea, al mejor estilo Araucano, debemos escuchar a nuestro cacique para que nos protejamos de los opresores españoles y criollos, de otras tribus de indios, para saber por donde vienen las manadas de animales para cazarlos, y por que no, por donde vienen los depredadores para escaparles. También podremos escuchar novedades como los precios maximos a las plumas y a como denunciar a los rituales paganos ilegales que no pagan los impuestos aldeanos correspondientes.
Es el reconocimiento de que para los gobiernos el “interés general” (o sea, lo que los burócratas creen o quieren que eso sea)  siempre deben estar por encima de los “intereses particulares” siempre egoístas, mezquinos, y esquivos a la grandeza nacional.

Ejemplos de Civilizacion

En Honduras, no hace mucho, el Colegio de Periodistas rechazó la iniciativa del presidente Manuel Zelaya, para que las empresas de radio y televisión del país transmitan en cadena sus comparecencias y las de sus funcionarios.
En nuestro vecino Chile, tras el retorno a la democracia, los representantes y ciudadanos percibieron la inmoralidad de imponer el uso de estas cadenas, con lo cual actualmente estas tienen un carácter voluntario.

Cadena Nacional

Cadena Nacional

Hacia donde vamos

En Cuba, el Instituto Cubano de Radio y Televisión, desde su creación se divide en dos organismos, los cuales se encargan del controlar, fiscalizar, analizar y organizar el proceso creativo y de desarrollo de la radiodifusión en la isla.
En la república bolivariana de Venezuela, actualmente se presiona a los medios por medio de la Ley de Responsabilidad Social en Radio y Televisión, que obliga a cadenas de radio y televisión a difundir informaciones del Poder Ejecutivo, con lo cual se sigue cerrando el cerco a los medios libres que aun sobreviven.

El uso obligatorio de las cadenas nacionales quizás sea la muestra mas clara de que en los países donde es utilizada, el estado no es el servidor del individuo, sino exactamente revés.

Del Sel y el INADI: lo mejor de la comedia argenta

“Inaugurar escuelas, arreglar cloacas. Para que los negritos se bañen con agua caliente y que no estén mangueando en la esquina”. Se puede ser tan boludo para hacer declaraciones asi? Si, se puede, Miguel del Sel lo hizo en sus primeras incursiones en la política de la mano del PRO (pro favor… callate). Miguel, todo un cómico de carrera, sabe hacernos reír hasta con las cosas que no hacen ninguna gracia, como la pobreza y la exclusión. Pero lo gracioso no fue su declaración desafortunada, lo gracioso es pensar que los gobiernos están para inaugurar escuelas, arreglar cloacas, dar agua caliente y sacar a los pobres de las calles. Los gobiernos están concebidos para preservar la vida y la propiedad de la población, y cada vez que se desvían de esa importantísima tarea terminan desatendiéndola y perjudicando directa e indirectamente a todo el mundo queriendo arreglar otras. Si al amigo Miguel realmente le importan esas cosas, y si fuera honesto, estaría participando en algunas ONG para obras de infraestructura colaborando con sus propios recursos de tiempo, dinero y trabajo para cumplir con sus sueños. Miguel cree que robarle plata a la gente para hacer lo que el cree que es lo correcto esconde algún merito. Nada tiene merito cuando deriva de la violencia y la imposición.

No nos hace ninguna gracia
No nos hace ninguna gracia

Capitulo aparte, pero igualmente digno de las tablas de la calle Corrientes, lo cumple el INADI, que rápidamente salio a denunciar al torpe de Miguel para enseñarle “como realmente debe comportarse” por entender que sus declaraciones son “discriminatorias y de contenido agraviante”, obviamente siempre a punta de pistola; claro esta para los dos que la persuación  pacifica y el dialogo es para los giles… El INADI y Miguel se parecen mas de lo que piensan; los dos creen que la imposición coercitiva es un medio potable para lograr ciertos fines. Quien cree que por medio de la violencia se pueden lograr fines pacíficos y constructivos no es otra cosa que un violento, y un grave peligro para toda la sociedad. Y eso le cabe tanto al INADI como a Miguel, como a casi todos sus grupos de amiguitos con graves contradicciones morales para resolver las cosas de su vida y la de los demás.

Tags

Related Posts

Share This

El Periodismo Servil

En el país el estatismo avanzaba, lo que redujo las posibilidades de trabajo debido a que afectó al progreso producido hasta aquella época, al tiempo que agrandó notablemente el aparato estatal. Se estatizaron muchos medios de comunicación, especialmente orales. Se crearon nuevas direcciones, organismos y reparticiones en la administración pública vinculadas a la información y a la transmisión de noticias. Se establecieron secretarías de información pública que comenzaron a entrometerse en toda la vida periodística. Por distintas vías, algunas sutiles y otras no tanto, se intentaba silenciar la prensa independiente y se amedrentaba a los periodistas que se salían del libreto gubernamental. Comenzaron las corruptelas luego convertidas en corrupciones monstruosas, algunas de las cuales se llevaban a cabo con el mayor descaro y a plena luz del día. Contó que los primeros en caer fueron los que se decían periodistas pero siempre tuvieron alma de cortesanos. Luego aquellos que tenían alguna idea más o menos vaga y ambigua de sus obligaciones pero se dejaron arrastrar por lo que sucedía en el ambiente. Por último, cayeron aquellos que tenían una clara idea de sus obligaciones pero siempre trataron de racionalizar sus “agachadas”. Se aferraban a sus remuneraciones y tapaban sus conciencias con argumentos pueriles. Éstos siempre pensaron que lo que sucedía sería transitorio, que pasaría rápido, que el régimen cambiaría y volverían a ser lo que siempre consideraron que debían ser.

Trataban de no mirarse mucho al espejo. Se autoengañaban. En el fondo, sabían que sus actitudes no hacían más que echar nafta a la hoguera y que su adulonería y sus silencios cómplices no hacían más que convertir el viaje en uno que sería sin retorno. Nuestro personaje se incluyó en esta categoría. Contó cómo se dejó amedrentar por las “sugerencias” de los burócratas respecto de lo que debía y lo que no debía decir; a quién convenía consultar en el aire y a quién no convenía consultar.

Periodismo Freakazado

Periodismo Freakazado

Dijo que sabía que en todos los medios la publicidad oficial adquiría cada vez mayor peso y que esto se utilizaba como política de chantaje. En realidad, en su campo -los medios orales- no había radios y televisoras privadas propiamente dichas por más que algunas pocas se consideraban así. Esto se debía a que los supuestos titulares no podían ejercer las facultades de la propiedad cual es el uso y la disposición de lo propio. La concesión de las ondas aéreas (porque ni siquiera éstas se habían transferido al sector privado) no pertenecía al concesionario sino al patrón-estado que todo lo vigilaba. Sabía que la prensa independiente estaba asfixiada debido a que los altos aranceles a la importación de papel obligaban a adquirir este insumo vital a una empresa para-estatal. Sabía que los pocos empresarios que quedaban en aquel ambiente daban pruebas de una cobardía singular al seguir las pautas establecidas por la publicidad oficial la cual restaba apoyo a aquellos periodistas díscolos.

Relató cómo se dejó tentar con “sobres” que recibía de empresas para que, dentro de lo permitido por el gobierno, pusiera más o menos énfasis en esto o en aquello. Nunca estuvo conforme con las actitudes serviles, sin embargo, en la práctica, renunció a lo que significa ser un periodista. Le daba asco ver a colegas temerosos que dócilmente accedían a las indicaciones de los mandones de turno. Le daba pena ver cómo muchos periodistas con condiciones se malograban por ceder ante el ímpetu del sistema, en definitiva, por no contar con las convicciones y el coraje necesarios para desempeñar tan delicada función.

Repudiaba todo esto pero él era de la misma calaña que todo aquello que despreciaba. Dijo esto expresamente. Dijo que había defraudado a su audiencia y que no merecía su confianza. Había ocultado noticias, había dicho verdades a medias y, en otros casos, también había mentido. Las pocas críticas que realizaba eran anodinas y con la intención de disimular su servilismo. Al igual que otros periodistas serviles se había impuesto una rigurosa autocensura porque conocía los límites de lo que toleraba la autoridad. Explicó que se sentía avergonzado por todo esto, que quería denunciar al sistema y denunciarse a sí mismo. Confeso que, a pesar del mal causado, sentía un enorme alivio de poderle decir esto a su público. Dijo que si alguna vez oían de él iba a ser como periodista y no como “chupamedias” de quienes estaban de turno en el poder y… En ese momento se interrumpió la audición. Le dijeron que había un corte en el suministro de energía eléctrica y que el equipo de radio no funcionaba. No pregunto nada. No necesitaba respuestas. Lentamente se levantó, caminó por el pasillo, retiró su sobretodo y se fue.

Tags

Related Posts

Share This

Los asentamientos precarios y la cobardía Estatal

La escena se vuelve a repetir. Personas dividiendo un espacio ajeno en la mayor de las precariedades. No aplica el termino “lotear”, porque se refieriría a un espacio destinado para la utilización, y en principio, no es el caso. Todos los ocupantes entrevistados coinciden en que hay que llegarse al lugar y “ver que pasa”. Esta declaración es la muestra mas clara de la falta de reglas claras en una sociedad. Aquí nadie tiene demasiada certeza de que terminara ocurriendo, así que cada tanto nos jugamos a “ver que onda”, y por ahí te sale bien. Un ejemplo de reglas claras seria: La propiedad privada es inviolable. Otra regla: la propiedad estatal se puede vulnerar, con lo cual cualquiera podría establecerse en el medio de la calle, o irse a vivir a un ministerio. Seguramente muchos se tomarían la cabeza diciendo que eso no se puede hacer. Entonces, ¿por que no poner un marco de reglas claras que simplemente se cumplan? Fácil, porque si las reglas son claras no se pueden hacer negociados con ellas.

Asentamientos Precarios

Asentamientos Precarios

Entonces, conviene dejarlo todo en “un gris” lo cual habilita a unos facinerosos a administrar las divisiones, cobrar el derecho de ocupación, y también de permanencia. Posteriormente por la seguridad y la protección. Y estos, a su vez le pagarán una diezmo a algunos políticos para que los ayuden a mantener todo así, también a cambio de arriar gente a alguna manifestación para la cual no tendrían idea de que se trata, ni les importa. También habrá que pagar a algunos matones para usar sus servicios de fuerzas de choque llegado el caso. Y arreglar con la policía para que actividad ilegal (que no necesariamente es reprobable) se pueda desarrollar en la nueva villa, y sea aun mas lucrativa. Si la propiedad no es inviolable, no se para que existen los gobiernos, realmente. Si el estado quiere ceder una parte de sus terrenos, yo lo celebro. Discriminen inequívocamente las partes que pasan a ser de uso exclusivamente publico de las que pasan a ser lotes para viviendas. Pero no tengan a la gente de rehén; declaren esa porción de terreno habitable, loteenla y entréguenla a la gente con el titulo de su propiedad privada. Todos los grises en el medio son cobardía, hipocresía y corporativismo estatal, aprovechándose y negociando la sangre de los sectores mas desprotegidos.

Tags

Related Posts

Share This

¡TODOS A LA PLAZA!

¡Todos al congreso! ¡Todos allá! Todos acá! ¡Todos o ninguno! ¡Somos mas! ¡Copamos en todos lados! ¿Por que esta actitud adolescente de sobrevaluar a la muchedumbre? ¿Acaso tendremos una intima relación de sentimentalismo con las manadas que trasciende el conocer que un grupo no es nada mas que la suma de individuos? ¿Que sin individuos los grupos no existen? ¿que los grupos no tienen entidad por si solos?

Manifestaciones Populares

Manifestaciones Populares

¿Sera por eso que en estas manifestaciones abundan tanto las capuchas para poder fundirse con el grupo y no ser individualizable, y también el alcohol para que colabore interrumpiendo las conexiones eléctricas cerebrales que nos permiten utilizar la razón, lo único que nos distingue de las bestias? ¿Sera que íntimamente saben muy bien que no tienen derecho a molestar a nadie, que lo que hacen no tiene nada que ver con una actitud noble, y necesitan anestesiar sus conciencias con agentes psicoactivos y hasta despistarlas con actitudes tribales primitivas?

Tags

Related Posts

Share This

El proyecto nacional es basura

Expertos, esa plaga absurda, que con cara seria, llenos de gráficos y con vocabulario complicado tratan de impresionar al pueblo ignorante. En verdad, las personas comunes son los expertos. Estos supuestos expertos -quienes sin ruborizarse dejan que se los llame así- desconocen la naturaleza del ser humano. Desconocen que cada individuo es distinto, es peculiar, es único, es irrepetible, es, en suma, extraordinario. Que cuanto más se asciende en la escala biológica mayores son las diferencias hasta que, dentro de lo conocido, llegan al grado sumo en el ser humano. Que las diferencias son bioquímicas, fisiológicas, anatómicas y, sobre todo, psicológicas. Que nuestras valoraciones, gustos, preferencias, vocaciones, inclinaciones, pensamientos, apreciaciones son distintas. Y para que cada uno siga su camino es menester que se lo respete. Que se considere sagrada su autonomía individual. Que en los arreglos libres y voluntarios necesariamente las partes involucradas ganan. Que la ganancia es psíquica y dependerá de cada uno en qué consista específica y concretamente esa ganancia.

Los grandes artífices del proyecto nacional

Claro que los inventores del proyecto nacional no limitan sus imposiciones al terreno mercantil, extienden sus tentáculos al campo de la cultura, el deporte, la salud, la vejez y toda manifestación humana susceptible de control por parte de quienes detentan la fuerza bruta.
Estos tecnócratas del proyecto nacional se sienten iluminados por el mero hecho de mudarse de sus casas a la casa de gobierno. Estos enanos del pensamiento no alcanzan el comprender la dispersión del conocimiento en la sociedad y que “todos somos ignorantes, sólo que en temas distintos”. En realidad, aunque supieran cuáles son las preferencias de cada uno dé los integrantes de la comunidad, tampoco se justificaría el uso de la fuerza. Por otra parte, si los gobernantes del proyecto nacional van a proceder en el mismo sentido en que hubieran procedido los ciudadanos, no se ve la justificación para la intromisión violenta, como no sean nuevos puestos en la burocracia con sus correspondientes gastos adicionales. Pero, en realidad, hay sólo un modo de saber cómo hubieran actuado los individuos y cuáles hubieran sido sus respectivas valorizaciones: dejarlos actuar en libertad.

Tags

Related Posts

Share This

bestthemeswordpress.com - best wordpress themes - magazine wordpress themes restaurant wordpress themes