Tags

Related Posts

Share This

Del Sel y el INADI: lo mejor de la comedia argenta

“Inaugurar escuelas, arreglar cloacas. Para que los negritos se bañen con agua caliente y que no estén mangueando en la esquina”. Se puede ser tan boludo para hacer declaraciones asi? Si, se puede, Miguel del Sel lo hizo en sus primeras incursiones en la política de la mano del PRO (pro favor… callate). Miguel, todo un cómico de carrera, sabe hacernos reír hasta con las cosas que no hacen ninguna gracia, como la pobreza y la exclusión. Pero lo gracioso no fue su declaración desafortunada, lo gracioso es pensar que los gobiernos están para inaugurar escuelas, arreglar cloacas, dar agua caliente y sacar a los pobres de las calles. Los gobiernos están concebidos para preservar la vida y la propiedad de la población, y cada vez que se desvían de esa importantísima tarea terminan desatendiéndola y perjudicando directa e indirectamente a todo el mundo queriendo arreglar otras. Si al amigo Miguel realmente le importan esas cosas, y si fuera honesto, estaría participando en algunas ONG para obras de infraestructura colaborando con sus propios recursos de tiempo, dinero y trabajo para cumplir con sus sueños. Miguel cree que robarle plata a la gente para hacer lo que el cree que es lo correcto esconde algún merito. Nada tiene merito cuando deriva de la violencia y la imposición.

No nos hace ninguna gracia
No nos hace ninguna gracia

Capitulo aparte, pero igualmente digno de las tablas de la calle Corrientes, lo cumple el INADI, que rápidamente salio a denunciar al torpe de Miguel para enseñarle “como realmente debe comportarse” por entender que sus declaraciones son “discriminatorias y de contenido agraviante”, obviamente siempre a punta de pistola; claro esta para los dos que la persuación  pacifica y el dialogo es para los giles… El INADI y Miguel se parecen mas de lo que piensan; los dos creen que la imposición coercitiva es un medio potable para lograr ciertos fines. Quien cree que por medio de la violencia se pueden lograr fines pacíficos y constructivos no es otra cosa que un violento, y un grave peligro para toda la sociedad. Y eso le cabe tanto al INADI como a Miguel, como a casi todos sus grupos de amiguitos con graves contradicciones morales para resolver las cosas de su vida y la de los demás.