Un llamado a la acción: resistencia no violenta

[El día de ayer se publicó este post pero hubo problemas técnicos que dificultaron su visualización, esta será la versión definitiva]

“En cuanto alguien comprende que obedecer leyes injustas es contrario a su dignidad como persona, ninguna tiranía puede dominarle”

Gandhi

Dictadura:
3. f. Gobierno que, bajo condiciones excepcionales, prescinde de una parte, mayor o menor, del ordenamiento jurídico para ejercer la autoridad en un país. 4. f. Gobierno que en un país impone su autoridad violando la legislación anteriormente

— Real Academia Española

Dictadora:

1. m. y f. En la época moderna, persona que se arroga o recibe todos los poderes políticos extraordinarios y los ejerce sin limitación jurídica.

— Real Academia Española

Resistencia no-violenta en China

En momentos donde el aumento del nivel de fascismo del gobierno es inocultable, han proliferado varios grupos anti-kirchneristas desde los cuales empiezan a circular textos e imágenes criticando al actual gobierno. Lejos está esto de generar algún efecto en las acciones del gobierno, o en la opinión pública.

La realidad es que las redes sociales han contribuido a la primavera árabe por el hecho de que ya había con anterioridad la voluntad para llevar a cabo acciones concretas. Compartir fotos, textos, o hacer comentarios en redes sociales no genera ningún impacto en las estructuras del poder.

Hay que reconocer que existen varios obstáculos para pasar de la acción virtual a la acción real. El primero es el desconocimiento sobre qué hacer, qué acciones son necesarias para pasar de una expresión de disconformidad a lograr un efecto concreto en la realidad. El segundo está relacionado con el primero, la falta de organización. Llevar adelante una organización destinada a cumplir un objetivo concreto es difícil, es necesario reunirse, destinar tiempo a la organización misma para luego pasar a la acción, las distancias y las obligaciones de cada uno dificultan la posibilidad de organizarse, y en última instancia cierta desconfianza que genera reunirse con un grupo de desconocidos que quién sabe que fines tiene.

Para evitar estos problemas y alentar el paso importante, fundamental y el único que sirve de la computadora a los hechos, compilamos un listado de propuestas para comenzar un proceso de resistencia no-violenta frente al proceso del kirchnerismo de seguir acotando cada vez más los derechos fundamentales.

El siguiente listado es para valientes, para aquellos que no dudan de la justicia de su causa, y de que están dispuestos a sacrificar la comodidad del escritorio de la computadora por la consolidación en la realidad de sus acciones. Una importante advertencia, no todas las acciones enumeradas aquí son conformes a la ley pero como dijo Thomas Jefferson “Cuando la injusticia se convierte en ley, la rebelión se convierte en deber.”

El éxito de esta iniciativa depende de la difusión de estos conceptos, y la concientización masiva de que solamente acciones concretas  y dirigidas a un objetivo determinado generan un impacto en la realidad.

Mecanismos directos de resistencia no-violenta

Pueden enviar más ideas por e-mail o en los comentarios. El conjunto de iniciativas comprende métodos de presión social y presión económica.

  • Hostigamiento no violento: molestar e incomodar a funcionarios en lugares públicos (restaurantes, bares, clubes, en la calle, etc)
  • Comprar en lugares donde no entreguen factura, o solicitar que no hagan factura.
  • No emitir facturas.
  • No realizar las retenciones aquellos sujetos obligados por la ley.
  • No colaborar ante las exigencias de la AFIP a la hora de hacer compras que requieren la entrega de datos personales. Por ejemplo, cuando solicitan nombre y apellido para compras de mas de mil pesos (incluso en efectivo), el origen de los fondos en otras operaciones. Pedir con el gerente y asentar un reclamo en el libro de quejas. Poner en situación incómoda a los que ejecutan las ordenes del gobierno.
  • Operar en efectivo de ser posible para salir de la esfera de control de la AFIP.
  • No sintonizar canales donde se está transmitiendo la cadena nacional.
  • Boicotear el consumo de productos de empresas que promueven regulaciones, proteccionismo y reciben orgullosamente prebendas.
  • Operar en el mercado negro.
  • Hacer simulaciones en contratos de compraventa de inmuebles que permita establecer libremente las condiciones del mismo.
  • Promover la idea de cortinazos.
  • Organizar protestas de forma rutinaria, en un mismo lugar, sin importar el numero de asistentes.
  • Retiro masivo de depósitos de bancos estatales (Nación, Provincia, etc.)
  • Ante verdadera amenaza de fraude no presentarse a votar.
  • Renuncia masiva de empleados estatales, o huelga.
  • No cooperación con investigaciones policiales dudosas, o la aplicación de leyes injustas (ley de antiterrorismo, ley de abastecimiento, etc.)
  • Sobrecargar sistemas administrativos con falsas denuncias y falsos requerimientos.
  • No obediencia por parte de agentes de seguridad, jueces, ejercito, etc.
  • Bloqueo de salida de funcionarios de su lugar de trabajo.

Como dije antes, esperamos sus colaboraciones para ampliar la lista, y sus experiencias para alentar a otros a sumarse a la resistencia no violenta.

Material Recomendado

Gene Sharp – De la dictadura a la democracia: Un sistema conceptual para la liberación [PDF]

Gene -Sharp – 198 métodos de acción no-violenta

Robert Helvey – Sobre el conflicto no-violento estratégico [PDF]

Gene Sharp – La lucha política no-violenta [PDF]

Como empezar una revolución [Video]

Material adicional

Étienne de la Boétie – Discurso de la servidumbre voluntaria  [PDF]

Henry David Thoreau – Desobediencia civil

Murray Rothbard – Anatomía del Estado

Agradezco a todos los que aportaron ideas para el listado, y aguardamos la llegada de nuevas propuestas.

Tags

Related Posts

Share This

AFIP sin límites

Que la Administración Federal de Ingresos Públicos, la agencia recaudadora de impuestos ahora devenida en policía política,  no respeta ninguna de las garantías constitucionales, ni los derechos que reconoce la Constitución Nacional, no es ninguna novedad para nadie que sea habitual lector nuestro, sin embargo lo que puede llegar a sorprender es que la propia AFIP en un comunicado oficial reconociera esta actitud que mantiene frente a los límites al poder que le impone la Constitución. Así fue, la AFIP afirmó en un comunicado de prensa blanqueando ante la sociedad que no encuentra limitación alguna en ninguna norma legal, incluida la Constitución Nacional. Al mismo tiempo, reconoció que el único límite que tiene para adentrarse en la vida de la gente es el grado del avance tecnológico  de vigiliancia, para mantener bajo su control las actividades de los ciudadanos:

La medida se enmarca dentro de los tres pilares en los que se apoya la nueva estrategia de fiscalización de la AFIP: la utilización al máximo de la tecnología disponible, la explotación centralizada de la información y los controles tanto “ex-ante” como en línea de las operaciones.

Comando General de la AFIP

La impunidad que existe entre los funcionarios del gobierno actual es de tal magnitud que no dudan en reconocer que no hay limites. Esta no es la primera vez que sucede, en su momento el predecesor de Axel Kiciloff y actual diputado de la nación, Roberto Feletti, sostuvo que “ganada la batalla cultural contra los medios, y con un posible triunfo electoral en ciernes, no tenés límites”, otro más que no tenía vergüenza en admitir su desprecio por la Constitución.

Esto no es una novedad, la sola idea de que exista un “proyecto nacional y popular” en contraposición al nombre que suelen recibir las presidencias, que es el de “Administración”, deja establecido que se apartan sin problemas del proyecto constitucional, para adoptar uno propio que no comprende de límites. El triunfo de las facciones, diría James Madison. Al mismo tiempo hay que hacer una aclaración, esto no es exclusividad de este gobierno, más bien es una patología crónica de cada uno de lo gobiernos que hubo en el país, desde tiempos inmemoriales.

Como hasta los que ostentan el poder lo admiten, la Constitución Nacional es letra muerta. Peor aún, los jueces encargados de testear la constitucionalidad de las leyes, en la mayoría de los casos, abandonaron ese objetivo en un contexto donde una decisión contraria a la voluntad del poder ejecutivo puede repercutir en su carrera judicial. La cantidad de denuncias acumuladas para ser resueltas en el Consejo de la Magistratura ponen a los jueces al vilo de la destitución, así perdiendo cualquier tipo de independencia cuando tienen que entender en las causas que les importan a sus verdugos. Además de estos mecanismos, el gobierno ha reforzado su dominio sobre el Poder Judicial, a través de determinados jueces adictos. El primer ejemplo de esto es el juez federal Norberto Oyarbide, en cuyo juzgado recaen, como si fuese automático, todas las causas sensibles al gobierno nacional.

La manera en la que se ha promovido la negación de los límites que impone la Constitución nos lleva a pensar si realmente vale la pena darle relevancia a la Constitución vigente, y gastar valiosos recursos en este asunto.

Para algunos estas conductas pueden ser indicios de que con una Constitución que avale claramente sus acciones, se radicalizaría el estado policial y planificador de la economía,  y acciones hoy inconstitucionales podrían ser legitimadas por una modificación del texto. Otra lectura de la misma situación puede llevarnos a la conclusión que la importancia del contenido de una Constitución es menor del que se cree, ya que en la práctica en ningún período de la historia la Constitución funcionó como limitación a los poderes del estado, y desde cada gobierno se instrumentaron diversas  maniobras para sobrepasar los frenos y contrapesos. Darle un supuesto carácter de “temporal” al impuesto al cheque, o el impuesto a las ganancias, la delegación de poderes y las leyes de emergencia económica, son algunos de los ejemplos de los recovecos legales que encontraron para violar la Constitución. Ni hablar de las otras medidas que alevosamente, y bajo ningún disfraz, ignoran el coto al poder que supone la ley suprema.

Mientras en la AFIP sueñan con utilizar el poder máximo que les permita rastrear e investigar a cada ciudadano como si fuesen los directores de The Truman Show, los políticos oficialistas buscan allanarle el camino a la nueva policía política disfrazada de agencia recaudadora de impuestos, para que sin freno alguno, puedan decir claramente, y avalados por la ley, “vamos por todo”.

El dilema está planteado, la inevitabilidad del crecimiento del estado parece un hecho, y la futilidad de las constituciones parece otra realidad. Solo resta por decidir, si conviene luchar para defender un librito que ha sido ignorado durante 159 años, o si es preferible exponer las conductas inmorales del estado y esperar a que la gente se canse de ser parte del rebaño, y no solo diga basta, sino que haga algo para detenerlos.

El adoctrinamiento de La Cámpora, y de todos los demás.

El espacio principal de la tapa del domingo de La Nación  está dedicado a un tema que fue comentado por varios medios durante la semana. Se trata de los programas de la Subsecretaría para la Reforma Institucional y Fortalecimiento de la Democracia que están siendo implementados por integrantes de la agrupación kirchnerista “La Cámpora”, y cuyo contenido está basado en la novela gráfica “El Eternauta” de Hector Oesterheld y Francisco Solano Lopez.

Según la propia agrupación los talleres consisten en lo siguiente:

Luego, se reunieron en 3 grupos de talleres con tres compañeros moderadores para comenzar con la actividad participativa de discusión y debate sobre las distintas situaciones e incógnitas que deberían resolver para tomar la decisión acertada. La discusión fue enriquecedora, ya que los chicos supieron entender que su participación en la toma de decisiones del grupo era necesaria e importante para poder resolver los problemas y afrontar las adversidades, priorizando el bienestar del conjunto.

Para finalizar, realizaron la puesta en común amalgamando el aprendizaje del texto disparador con la necesidad de comprender y valorar al sistema democrático cómo ámbito de desarrollo para la persona humana. Poniendo énfasis no solo en la importancia de la democracia en tanto y en cuanto modelo para la toma de decisiones, sino también para lograr el máximo bienestar y la prosperidad de un conjunto de personas vinculados por la pertenencia a un mismo territorio, a una misma cultura, a una misma escuela, también reflexionaron sobre los valores intrínsecos de la democracia como forma de vida en común y el ejercicio pleno de libertades y derechos. Así, trayendo a colación momentos de nuestra historia nacional, debatieron sobre el derecho a la libre expresión, a la salud, a la educación y a la vivienda, la inclusión social e igualdad ante la ley, sobre el valor de preservar las instituciones y la importancia de tener soberanía política para poder tomar nosotros mismos nuestras propias decisiones en función del bienestar general.

La descripción que hacen los integrantes de La Cámpora en su blog no parece ser algo que pueda a llegar a despertar críticas entre la llamada oposición. Las notas de nacionalismo, xenofobia y colectivismo, son un factor común en casi todos los partidos políticos. Estos talleres, que se vienen realizando desde el año 2011, y que ahora desembarcaron en la Ciudad de Buenos Aires, tienen una característica especial que comenta Laura Serra en su artículo del día domingo en el diario La Nación:

 Los integrantes de la agrupación juvenil kirchnerista concurren con sus banderas y símbolos partidarios a las escuelas para coordinar los talleres. En esos encuentros se invita a los alumnos a debatir y a tomar decisiones sobre asuntos públicos desde la lógica de un juego, cuyo personaje central es el héroe de la historieta El Eternauta, creada por Héctor Oesterheld y Francisco Solano López. El Eternauta es el ícono que identifica a los militantes de La Cámpora, que reemplazaron el rostro original por el de Néstor Kirchner.

Esto fue lo que realmente movió el avispero. La utilización de símbolos partidarios en una actividad supuestamente neutral. La aparición la agrupación kirchnerista con banderas y símbolos partidarios es, en opinión de muchos, lo que separa a la enseñanza del adoctrinamiento.

Si bien el tema tomó cierta relevancia en los medios, entre los políticos las respuestas fueron diversas. Hermes Binner, ex-candidato a presidencial por el Frente Amplio Progresista, una especie de kirchnerismo paralelo que se dice “opositor”, celebró esta situación  al considerar positivo que “los jóvenes de la secundaria tienen cada vez más participación en política”.

El apoyo de Binner a este programa llevado adelante por La Cámpora no es de sorprender, sus ideas son afines a las del kirchnerismo, y en lo único que varían es en la forma de presentarlo. Más allá de su apoyo, el santafesino confunde la participación de los jóvenes en la política, que no es algo ni bueno ni malo per se, con la utilización de los jóvenes en la política, un rasgo característico en los regímenes fascistas donde los ejemplos abundan. El caso paradigmatico, aunque más extremo que el actual proyecto de la agrupación liderada por Máximo Kirchner, es el de las Juventudes Hitlerianas, sin uniforme y con un enfoque más intelectual que militar, tienen objetivos similares. Aquellos tenían como misión “entrenar a futuros ciudadanos del Reich y soldados que sirvieran fielmente a la Alemania nacional-socialista cuando fueran adultos”, los locales buscan solidificar el relato e impulsar futuros jóvenes K. La tradición de las Juventudes Hitlerianas, la Organización de la Juventud Nacional de Grecia, el Frente de Juventudes español, la Opera Nazionale  Balilla italiana, se repite en La Cámpora, y podría agravarse si se consolida la idea del diputado Dante Gullo de crear un Ministerio de la Juventud, algo que hasta el momento solo tiene carácter de Dirección, dependiente del Ministerio de Desarrollo Social.

Desde otro lado, la diputada Patricia Bullrich, señaló que los talleres, en realidad, se tratan de “espacios de adoctrinamiento kirchnerista” y en consecuencia intentará citar al Ministro de Educación, Alberto Sileoni, para que responda algunas preguntas en el Congreso, referidas a este programa.

Bullrich está  mejor orientada que su colega opositor Hermes Binner, sin embargo el árbol le tapa al bosque. Cuando los integrantes de La Cámpora dejan las aulas y vuelven a sus puestos en la ANSES, Aerolíneas Argentinas, YPF, y el resto de las oficinas que ocupan en el leviatán argentino, el adoctrinamiento en las escuelas sigue, y a la diputada de Unión por Todos parece importarle poco el tema.

El adoctrinamiento diario en las escuelas está a cargo de una organización mucho más poderosa que La Cámpora, con un presupuesto más importante, y sin embargo no llama la atención como cuando se delega esta tarea en una agrupación determinada. El Ministerio de Educación fija los contenidos que deben estudiar los millones de alumnos en el sistema educativo, y no sólo eso, desde allí aprueban o rechazan metodologías de enseñanza más modernas que la actual cuyo origen encontramos en la Prusia de Federico El Grande.

Es positivo que la sociedad empiece a cuestionar las prácticas despreciables en los colegios, donde el adoctrinamiento es tan alevoso que no se puede negar bajo ningún concepto (excepto el caso de los idiotas útiles como Binner). No obstante, la posibilidad de extinguir este tipo de prácticas está lejos, muy lejos. Hasta que no se hagan análisis más profundos sobre las causas de los problemas, y se los ataque de raíz.

Si como decía Mises, el intervencionismo genera más intervencionismo, en el caso de la educación, el adoctrinamiento legal genera más adoctrinamiento.

ACTUALIZACION: Martin Krause realizó el año pasado un lucido análisis sobre “El Eternauta”, acá. Recomiendo su lectura.

Cerrar la AFIP

Mañana Martes 7 de Agosto a las 13.00, el Partido Liberal Libertario va a clausurar la AFIP una vez más para festejar que se terminaron de pagar los impuestos al estado. Invitan a todo el mundo a participar de esta sana actividad, donde habrá fajas de clausura para todos y micrófono abierto para decirle a los chorros lo que tengas ganas.

Vení, bailá!

El lugar: La sede de la AFIP en Hipólito Yrigoyen, a pasitos de Plaza de Mayo. Donde esté el quilombo, mandate!

bestthemeswordpress.com - best wordpress themes - magazine wordpress themes restaurant wordpress themes