Volver a lo básico

¿Por qué la mayoría de la gente lleva adelante una vida repleta de hipocresía? ¿Por qué olvidamos de aplicar en la vida lo que nos enseñaron nuestros padres desde chiquitos? ¿Por qué no aplicamos lo que les enseñamos a nuestros hijos? De repente, nos olvidamos de las enseñanzas más esenciales que recibimos para manejarnos en la vida, las que nos sirven para sobrevivir viviendo en sociedad, y abogamos por todo lo contrario.

¿Cómo es posible que la gente, en su mayoría, haya abandonado los principios fundamentales bajo los que crecieron?  Son tres cosas básicas las que aprendemos de chicos: 1. Robar está mal.  2. Si el otro no te hizo nada no hay que molestarlo/pegarle/etc. 3. Mentir está mal.

Veamos como influyeron en nuestras vidas estos tres principios, casi universales en esta parte del planeta a la hora de criar a un hijo:

1. Robar está mal. Nuestros padres nos enseñaban que sacarle a otro lo que era suyo estaba mal. No podíamos tomar por la fuerza lo que no nos pertenecía. Ese fue nuestra primera aproximación al concepto de propiedad. En general, la empezamos a respetar cuando le “sacamos” el lápiz a alguien, y después otro nos roba el lápiz a nosotros. Es un principio universal, si nos robamos entre todos salimos perjudicados.

2. Si el otro no te hizo nada no hay que molestarlo. Bueno, tal vez no es tal cual nos decían en casa, el mensaje era otro: “no tenés que pegarle”, pero el otro si nos hacía algo no nos podíamos quedar de brazos cruzados. De ahí a que cuando un compañerito del jardín/primaria se estaba peleando con otro y la maestra los retaba, nadie iba a poner en discusión quién había pegado la piña mas fuerte, la primera respuesta, casi instintiva,  era “él empezó”. Desde chicos teníamos la intuición de que estaba mal empezar a pelearse, el que empezaba la pelea nunca tenía la razón, sea cual fuese el motivo había una cosa que estaba claro: el que iniciaba la pelea estaba actuando mal. Esto no es muy distinto a lo que se puede considerar la base  de la filosofía de la libertad, la idea de que nadie tiene derecho a iniciar la fuerza contra otra persona, la agresión no se puede justificar.

3. Mentir está mal. Esta es la tercer premisa que identifico como la que guía a vida de un niño, o por lo menos la que los padres tratan de inculcarle. No mentir implica no decir una cosa por otro, no evadir la responsabilidad de los actos que llevamos adelante (“yo no fuí”).

Sin embargo, estos principios en algún momento pasan a quedar en el olvido. De un día para el otro, lo que nos dijeron todos los días durante varios años parece que dejó de servir. Nadie lo aplica. Se lo siguen explicando a las nuevas generaciones, pero llega un día en la vida de las personas que tres cosas básicas como comprender que “robar está mal”, que “si el otro no te hizo nada no hay razón para molestarlo”, y que “mentir está mal” desaparecen de los valores de las personas, y ven en cada robo, cada agresión y cada mentira, la solución a los problemas.

¿Por qué de un día para el otro empezamos a creer que los problemas sociales se resuelven con violencia? ¿Quién le explica a sus hijos que ante un problema que se presente la violencia, el robo, la agresión, la mentira, están bien y resuelven los problemas? Supongo que nadie. En ese caso, ¿por qué cuando pensamos en soluciones a los problemas sociales la mayoría aboga por la violencia? La necesidad de que el estado resuelvas los problema que se nos presentan todos los días, prohibiendo, creando licencias, regulando, subiendo impuestos, imponiendo conductas, es una forma de decir que la violencia es la manera de resolver los problemas.

La amenaza de la violencia como solución de los problemas.

Los ejemplos están a la vista, ¿cuál es la mejor forma de ofrecer educación? Que el gobierno tome por la fuerza a los chicos, decida que contenidos enseñarles y expropiarle parte de su dinero a todo el resto (¡incluso a los que no tienen hijos!) para financiar ese sistema. ¿Qué hacer si una persona está fumando un cigarrillo de una hierba no aprobada por el gobierno? Meterlo preso u obligarlo a renunciar a sus hábitos, inocuos para el resto, encerrándolo en una granja y etiquetándolo de enfermo. Lo mismo podríamos seguir con varios ejemplos, para casi todos los problemas la gente tiene una solución, y en la mayoría incluye la violencia.

La violencia que ejerce el gobierno no está mal vista por gran parte de la sociedad, incluso entre aquellos que les parecería disparatado creer que con violencia se resuelven los problemas. Al gobierno se lo juzga con un criterio diferente, como si las persona que se hacen llamar gobierno pueden apartarse de los principios que rigieron nuestra vida en sociedad en la infancia, y que rigen nuestra vida a diario cuando no estamos proponiendo propuestas políticas.

La propuesta del liberalismo no es complicada, no es rebuscada, ni requiere mucho estudio, es más bien sencilla. Es hora de volver a los principios básicos con los que crecimos y con los que vivimos la mayoría todos los días, sólo hace falta aplicarlos de forma consistente, entender que si está mal robar para uno, está mal robar para todos, entender que si usar la fuerza está mal para uno está mal para todos, y cuando uno dice todos incluye también al gobierno, sea quién sea que esté en el poder en ese momento.

El pedido es simple, comencemos a comportarnos como personas civilizadas en todo momento, volvamos a los principios básicos y apliquemoslo de forma consistente. Veamos en cada acto los medios que usamos para alcanzar el fin que buscamos, analicemos si estamos forzando a alguien a hacer algo que no quiere, si le estamos sacando a alguien algo que no nos pertenece, y cada vez que propongamos que el gobierno deba hacer algo preguntémonos: ¿estaría dispuesto a hacerlo yo por mi cuenta?

Percepciones

Volví a Buenos Aires después de un tiempo relativamente largo de estar afuera de las fronteras argentinas por temas laborales. Sábado a la noche, luego de la jura de la Señora Reina, salgo para encontrarme con unos amigos. Me dirijo hacia una estación de subte del barrio de Almagro, contento y lo más campante, caminando cual Heidi del viejo animé y de a poco me voy percatando de algo: todo el mundo en la calle está con cara de orto.

v-for-vendetta

Lunes por la madrugada, tantas caras dibujadas.

Pienso que es solamente mi impresión, pero todo el vagón está igual. Trato de ser más objetivo, pero me pasa lo mismo en el bar y en los días subsiguientes. Todo el mundo con cara de traste, algo que jamás había notado que fuera tan alevoso. Algo a lo que me había desacostumbrado.

Es entonces cuando recuerdo algo que contaba un ruso que se escapó de la Unión Soviética: “Lo peor no es saber que en cualquier momento pueden entrar a tu casa y llevarte a Siberia, a un Gulag o a una institución mental. Lo peor es que, a cada momento te es recordado lo futil e irrelevante de tus esfuerzos. No importa lo que quieras, no importa cuánto trabajes por ello.”

Y la verdad que lo entiendo. ¿Cómo puede alguien ir despreocupado, feliz y campante por la vida sabiendo qué…..

– todo aumento de sueldo que reciba será gracias a un sindicalista al que tiene que rendirle tributo y no a la superación personal o mejora de rendimiento?

– el valor de su sueldo y su dinero disminuye minuto a minuto porque hay alguien imprimiendo a mansalva?

– hay un tipo que le dice qué puede comprar y qué no, coartando de gran manera su libertad de elección?

– deberá viajar día tras día en un transporte público cada vez en peores condiciones, más saturado y sin poder elegir otra cosa?

– una manga de chorros te dice qué cosas podés pasar y qué tenés que pagar para entrar a través de una línea imaginaria algo que compraste con tu dinero bien habido?

– jamás podrá capitalizar sus ahorros a largo plazo en bienes durables como, por ejemplo, una casa?

– un grupo de inescrupulosos acomodaticios como La Cámpora se da la gran vida a costa de sus impuestos?

– la Señora Reina junto con su gabinete de millonarios se dedican a hablar de que están para cuidar a “los más pobres”, mientras recaudan como locos y se mandan ostentosos viajes alrededor del mundo?

– se intenta imponer un relato de una historia que no fue y que es tan bizarra y delirante que nadie, pero nadie se la puede creer?

El ser humano encuentra satisfacción cuando se desafía a sí mismo, cuando logra un objetivo con mérito propio (desde ganar el torneo de fútbol del barrio hasta recibirse en la universidad), cuando recibe una retribución digna de los servicios que ha prestado, cuando es productivo, cuando sirve a los demás, cuando colabora, cuando gana, cuando pierde pero dió todo.

Dejar que un grupo de megalómanos con aires de grandeza decidan cada vez más cosas por nosotros, nos digan qué hacer y nos pongan barreras idiotas para lo que nosotros queremos hacer, solamente lleva a frustración, porque ningún ser humano puede sentirse realizado siendo un simple engranaje de una maquinaria social (¿o debería decir socialista?).

Ahora que leíste esto, no vas a poder evitar prestar atención a eso que te dije. Y ahí acordate las palabras de la carta de Valerie en V For Vendetta: “Every inch of me shall perish. Every inch, but one. An inch. It is small and it is fragile and it is the only thing in the world worth having. We must never lose it or give it away. We must NEVER let them take it from us.”

Nunca entregues la última pulgada. Expandila. Contagiala. Hablá de la libertad. Y así, una pulgada a la vez, capaz que algún día recuperemos esa libertad que (¿no?) supimos tener.

La posibilidad de elegir: Aerolíneas Argentinas o Aerolíneas Argentinas

La pérdida de dos millones de dólares por día  por parte de la aerolínea estatal Aerolíneas Argentinas es un grave problema, que se puede ver en cualquier balance. Lo que no está tan visible son los efectos secundarios que implica tener una empresa estatal, como por ejemplo, las regulaciones para favorecer a la empresa estatal en perjuicio de la competencia.

La medida que prohíbe a LAN volar desde aeroparque vuelos regionales en un caso típico: 

No es fácil competir con Aerolíneas Argentinas y Austral. Y si no, que lo diga LAN Argentina. Mientras su paciencia se agotaba a la espera de una autorización para traer un avión nuevo destinado a cubrir la ruta Buenos Aires/Miami, se topó con una prohibición de volar.

El viernes pasado, el Gobierno notificó a la empresa que a partir del 1° de enero ya no podrá hacer vuelos regionales desde Aeroparque, privilegiado lugar de despegue que usan Aerolíneas, Austral, las brasileñas TAM y Gol y LAN Airlines (la compañía aérea chilena basada en Santiago) para cubrir las rutas con los destinos de América latina. Ayer se terminó de definir la estrategia y hoy LAN ya no esperará la resolución oficial: recurrirá a la Justicia para lograr que lo dejen en condiciones de igualdad con sus competidoras.

La odisea de LAN empezó hace ya varios meses, cuando la aerolínea le presentó a la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) la documentación necesaria para sumar un nuevo avión a su flota. Según consta en los registros de la ANAC, el 1° de septiembre pasado la aerolínea requirió la autorización para aumentar las operaciones a Miami. “La operación se realizará con dos aeronaves Boeing 767-300 actualmente afectadas a la compañía, agregándose una nueva aeronave Boeing 767-300 con el correspondiente personal de mando y cabina argentino”, dice la presentación que lleva el número 349418/11.

Esto nos deja claro tres cosas. Los efectos nocivos de las empresas estatales van mucho más allá de lo que se ve superficialmente. Las regulaciones del tráfico aéreo son para proteger a las empresas y perjudicar a los consumidores. Y por último, la única solución radica en una política de cielos abiertos y libre competencia que tiene como resultado más personas volando a un precio más bajo y con mayor comodidad.

 

 

Tags

Related Posts

Share This

Terroristas

Cómo si fuese una parodia de un régimen autoritario, el Jefe de la Unidad de Información Financiera, Jose Sbatella afirma que con la nueva ley antiterrorista, que ya obtuvo media sanción en Diputados, la usarán para perseguir civiles:

El jefe de la Unidad de Investigación Financiera (UIF), José Sbatella, confirmó esta mañana que por la nueva ley que busca agravar las penas a los que financien o faciliten el terrorismo , se podrá encarcelar empresarios que el Gobierno nacional considere que “aterrorizan a la población o afectan la gobernabilidad”, ante una “corrida bancaria o un ataque a la moneda”.

Bajo el concepto de la “generación de terror” en la población, el titular de la UIF indicó que podrían terminar presos empresarios que fueran acusados por el Gobierno nacional de provocar “desestabilización o afectar la gobernabilidad del Estado”. De todos modos, aclaró que la medida “no va a penalizar la protesta social, ya que se puso un párrafo para aclarar eso”.

La ley deja abierta la posibilidad de que se graven con pena por terrorismo la manipulación del mercado o el ataque a la gobernabilidad. “A ésto también se lo va a poder caracterizar como un ataque que aterroriza a la población”, afirmó Sbatella en declaraciones radiales. El funcionario nacional afirmó que una amplia figura del “terrorismo” será aplicada a “los ataques de mercado o a la moneda” o situaciones que “ataquen la gobernabilidad”.

Este tipo de legislación que se réplica en varios países nunca viene ausente de problemas. En general, aquellos que la defienden, alegan que es un instrumento para combatir el flagelo del terrorismo global y asegurar la seguridad nacional. Los que se oponen, la señalan como la introducción de herramientas peligrosas para los derechos individuales de los individuos, y el instrumento ideal de un gobierno para perseguir opositores y disidentes.

En este país  sucede todo lo contrario. A nadie le importan los derechos individuales. Por un lado, un funcionario de gobierno advierte sin ningún problema que la ley va a ser usada para perseguir empresarios y comerciantes, y ante estos comentarios de un funcionario nadie dijo nada. Excepto, por algunas organizaciones de derechos humanos, que han llamado la atención sobre este proyecto de ley, pero solamente por el hecho de que “puede criminalizar la protesta social”. ¿Y el resto de los peligros que significa esta ley? Bien, gracias. Perseguir a personas que quieren comprar dólares, sacar su dinero del banco o comprar una propiedad, no es tan grave.

Toda esta pasividad existente en la sociedad ante este tipo de legislación que ataca la raíz de una sociedad libre no es sorprendente. Mientras que la gente pueda retirar dinero de sus cajas de ahorro, cambiar dólares y poder comprarse un LCD al triple del precio internacional, y mitad de calidad, en 48 cuotas para ver los partidos de fútbol que creen que son gratis, todo lo demás no importa.  Es una sociedad conformista, que no sólo no se opone a los atropellos del aparato estatal, si no que los alienta, ya sea con sus votos (y no nos limitemos al 54% K, si no a todos aquellos que han votado por las demás “alternativas”), con movilizaciones, desde la prensa, o desde la mesa de café. Por supuesto, apoyan el avance del estado porque creen que ellos, que son vivos, cuando quieran pueden evitarlo,y siempre le va a afectar a el otro.

El panorama para el segundo período de Cristina Kirchner, para aquellos que buscamos vivir en una sociedad libre, es bastante oscuro. Con las urgencias económica que existen en las cuentas del gobierno, ya es más difícil mantener a la sociedad apaciguada con planes trabajar y subsidios para todos, ahora ellos que quieren mantener el poder, van a cambiar su estrategia a la de los policías y perros husmeando entre las  cosas de la gente.

Ningún mandato

Cristina Fernández de Él asumió su segundo período en el gobierno argentino, y no hay razones para pensar que esto puede ser algo bueno. No hace falta apelar al gran circo que  tuvo lugar el 10 de diciembre, más parecido al festejo de la Familia Real que a la investidura de un presidente constitucional, para vislumbrar el panorama sombrío que le espera a los argentinos para los próximos cuatro años.  Las lágrimas de cocodrilo, el luto constante, los herederos protagonistas, los insultos, nada de eso es tan grave, ni siquiera el festival musical teñido de sangre (porque no olvidemos que a diferencia de los circos que son lugares donde uno paga y se entretiene con payasos y enanos disparados desde cañones, acá estamos ante un espectáculo financiado mediante la violencia y que tiene un mensaje político de grandilocuencia que habla de la personalidad patológica de la presidenta, que no es diferente a la de los políticos en general).

La famiglia al mando

Mucho más amenazante que un grupo de artistas fracasados vitoreando al régimen aparece la Cámara de Diputados y el Senado, dispuestos a comenzar a una maratón de sesiones para hacer lo que mejor saben hacer, atacar la vida, la propiedad y la libertad de los ciudadanos.

Con la firma del decreto de la convocatoria a sesiones extraordinarias del órgano legislativo además de confirmar el rumbo que todos sospechaban, es decir que nada iba a cambiar, admiten que la Argentina está en crisis. A la quita de subsidios iniciada en hace unos meses, y que repercutirá en las facturas dentro de un par de meses, se suma a los temas que tratarán en los próximos 14 días en el Congreso, la extensión del impuesto a cheque y  la prórroga de un impuesto de emergencia al precio final de los cigarrillos, la sanción de la ley  de tierras, la declaración de servicio público de papel prensa, la confección de un presupuesto fraudulento con números inventados para administrar de forma totalmente arbitraria el dinero de las víctimas los ciudadanos, la incorporación de mayores trabas para los trabajadores rurales.  Un gobierno en crisis que debe afinar los mecanismos de control social para poder mantenerse en el poder los próximos cuatro años.

¿Los representantes de quién?

Estos son apenas los primeros 14 días que se vienen de lo que los medios y la gente llama el “segundo mandato”, pero solamente viendo lo que tienen planificado la primer quincena ¿de que mandato están hablando? Definitivamente no se trata de un mandato de la Constitución, la constante violación a la ley fundamental y la poca importancia que admiten darle a la misma tira por la borda esta teoría. Tampoco se trata de un mandato “del pueblo” o “del soberano”, pues muchísimas personas nunca le otorgaron un mandato a la presidenta, a ningún presidente, y mucho menos para que violen sus propios derechos.  Por esto, la ficción de que Cristina Fernández, o cualquier presidente, es un mandatario, debería ser dejada de lado. No tienen ellos ningún poder firmado por cada uno de los individuos para actuar en su nombre, y mucho menos alguien va a firmar un documento que permita actuar en perjuicio de uno.

Comienzan otros cuatro años de intervencionismo, autoritarismo, y un mayor avance del estado sobre la sociedad civil, secuestrando, de a poco, todos los días, el poder social que se encuentra distribuido en la sociedad,

Tags

Related Posts

Share This

Cuatro mitos acerca del comercio internacional

‎”No necesitas un tratado para tener libre comercio.” Murray Rothbard

Las exportaciones deben superar las importaciones

Importar más de lo que uno exporta es la situación ideal para cualquier país. Así como poder consumir sin trabajar es la situación ideal para cualquier persona. Pero la realidad, es que para poder importar, primero es necesario exportar. Si en un país las importaciones exceden las exportaciones, esa diferencia está siendo ajustada por los ingresos de capital, ya sea por inversiones extranjeras, royalties, etc. En definitiva, el objetivo de nuestras ventas son nuestras compras, y no acumular divisas, jactándose de objetivos netamente mercantilistas que ya han sido dejados de lado por todo el mundo en el s. XVIII. Es importante destacar que esta situación de equilibrio se da en un mercado que no es intervenido por el gobierno, ni con la implementación de políticas arancelarias, ni con la manipulación del tipo de cambio, o mediante subsidios proteccionistas.

 

El proteccionismo promueve el empleo.

Es verdad que una política de barreras a la importación generará empleos en un determinado sector, donde antes se importaba. Lo que no se tiene en cuenta es que muchas otras oportunidades de empleo, que ahora no existen, se crearían en este país si la gente pudiera comprar productos importados y gastar el dinero que antes gastaban en las barreras arancelarias (a través de la compra de productos beneficiados por estas) de otra manera. Se generaría mas empleo en otro sector que tiene una demanda real, se generarían nuevas industrias al haber mas dinero disponible para el consumo, y el capital dilapidado en industrias protegidas podría ser utilizado en proyectos verdaderamente rentables.

Las protecciones arancelarias logran industrializar la economía.

La teoría de que una política contraria a favorecer el librecomercio protege “industrias incipientes” es uno de los principales caballitos de batalla de inescrupulosos “empresarios” que pretenden enriquecerse a costa del resto de la sociedad. Dejando de lado el hecho de que una vez establecidos los aranceles estos suelen tornarse eternos y que por lo general este tipo de industrias no se desarrolla, el efecto que genera es más bien que el “empresario” se termine enfocando en como perpetuar sus privilegios, antes que pensar como satisfacer las nuevas demandas de sus consumidores. De esta manera obliga al resto de la comunidad a destinar más recursos a ese “producto protegido” dejando de consumir en otros sectores, o sin poder acceder a dicho producto, de esta manera condenando al grueso de la sociedad a disminuir su nivel de vida.

Proteccionismo regionalizado

Reciprocidad

Muchos adversarios del libre comercio aluden a la falta de reciprocidad en las apertura del comercio para no emprender un camino hacia la libre circulación de bienes.

La reciprocidad es un factor fundamental para el comercio por el hecho de que para poder importar hay que primero exportar, absolutamente todo el mundo para poder comprar algo primero tienen que vender otra cosa, excepto, claro está, el gobierno.

Sabidos los beneficios del libre comercio, sería absurdo rechazarlos solo porque la otra parte no los aprovecha. Por ejemplo, si los lecheros no quieren comprar trajes a los sastres, mala decisión sería la de la del sastre que trate de autoabastecerse de leche o se abstenga de consumirla por la falta de reciprocidad. Si el lechero le vende al panadero, y con este intercambio puede comprar al lechero, el sastre saldrá ganando y solo perderían los lecheros que decidieran fabricarse sus propios trajes.

Siervos del Estado

Las situaciones en las que nos sentimos viviendo en libertad son cada vez menos, cada nueva ley, cada nuevo decreto, cada nueva regulación, disminuyen un poco más nuestra autonomía, la capacidad de decidir cada uno su propio curso de vida, y quedamos a merced de las imposiciones del estado.

Claro que, con el transcurso del tiempo, tendemos a naturalizar esa falta de libertad para poder seguir viviendo nuestras vidas del modo más normal posible. Al fin y al cabo uno no puede dedicarle 24 horas a la revolución libertaria. Además del interés  que podamos tener en vivir en una sociedad libre, y de haber adoptado el avance de las ideas de la libertad como una parte importante de nuestras vidas, es necesario buscarse un sustento, y lo más importante distenderse cada tanto de todos los males que emanan del estado. 

El abogado Rex Curry, junto a miembros del Libertarian Party, y a Lady Liberty y su antorcha, queman tarjetas de Seguridad Social mientras llaman a terminar con la numeración de la esclavitud socialista.

Por todo esto muchas veces tendemos a olvidarnos como el estado se inmiscuye en los pequeños hechos de todos los días, y comenzamos a considerar normal aquello que si es analizado en forma aislada y detenidamente es una aberración, es la perversión de una sociedad que se maneja de forma voluntaria, en una que sólo entiende de imposiciones. Es la invisibilización del estado.

A Leonela Zambito no le pasa lo mismo. Por omisión más que por acción, ella, nota todos los días el poder que ostenta el estado, y como no somos individuos libres sino más bien vivimos bajo la condición de siervos de los gobernantes.  La Nación nos cuenta su historia:

Leonela Zambito tiene 21 años, pero no existe. al menos para el Estado. Por un error en la impresión de su DNI, esta joven rosarina está imposibilitada para votar, hacer trámites o salir del país.

Su partida de nacimiento termina en 732, pero por un error su documento termina en 733. Esto quiere decir que el titular de su documento es otra persona, mientras que el suyo carece de validez para realizar cualquier tipo de trámite oficial.

“Yo estoy impedida de votar, no puedo sacar el permiso de conducir, ni casarme ni sacar un crédito, porque no existo”, explicó Leonela a TN.

“Ella no puede sacar un pasaporte ni salir a países limítrofes. Yo hice bien las cosas y ahora me encuentro con que mi hija es una NN”, añadió la madre.

Leonela es una muerta civil. No puede ejercer sus derechos más básicos, como la libre circulación, por el hecho de no poseer una libreta que consigna sus datos, por no pertenecer a esa gran base de datos, injustificable en una sociedad libre. Ni hablar de transmitir derechos de propiedad, asociarse libremente, y más.

Todos los días pequeños actos están contaminados por el estado. Comprar un cigarrillo suelto está prohibido, mucho menos que en un kiosco te den fuego, para pagar con tarjeta de crédito hay que presentar ese librito (o tarjeta) mágico que parece que es la puerta de acceso a nuestros derechos,  caminamos por las calles mientras nos observa el ojo del gobierno, sabemos que tenemos que comprar alcohol hasta determinada hora, y al final del día, cuando llegamos cansados y queremos tomar una aspirina u otra para aliviar ese dolor de cabeza constante que genera él estado, en el mejor de los casos tenemos que caminar hasta la farmacia más cercana (y no al kiosco de la esquina) y en el peor de los casos pedirle un papel a una persona que nos diga que podemos consumir o dejar de consumir.

Con el caso de Leonela queda en evidencia como vivimos de prestado en nuestra propia casa, como es el estado el que en última instancia tiene el poder absoluto en todos los aspectos de nuestra vida, y los argentinos, que en general son bastante sumisos ante las constantes usurpaciones de poder.

Tags

Related Posts

Share This

bestthemeswordpress.com - best wordpress themes - magazine wordpress themes restaurant wordpress themes