Tevez, Cabak, la FIFA y una sociedad libre

Carlos Tevez, (ex?)jugador del Manchester City, protagonizó la última semana un episodio lamentable que demuestra su falta de profesionalismo:

El entrenador decidió hacerlo ingresar cuando su equipo perdía por 2-0 ante Bayern Múnich, pero “El Apache” lo desafió negándole su presencia en el segundo tiempo

“Estoy muy desilusionado. Se negó a jugar. Para mí, está afuera”, dijo enojado el italiano Roberto Mancini en la conferencia de prensa ofrecida al término del partido en Múnich. El técnico aseguró que quiso que Carlos Tevez ingresara en la mitad del segundo tiempo, pero él no quiso hacer el calentamiento.

Tiempos felices para Tevez, en el City

A todo esto, la FIFA tomó conocimiento de la actitud del delantero de los citizens y a través de su vicepresidente quiso intervenir en el tema:

La Federación Internacional de Fútbol Asociado (FIFA) tomó partida en el escándalo que desataron el delantero Carlos Tevez y el entrenador Roberto Mancini, al reclamar hoy que se le aplique al jugador argentino una suspensión internacional cuyo propósito final es evitar que este tipo de actitudes se repitan.

En declaraciones a la agencia alemana de noticias DPA, el vicepresidente de la FIFA el norirlandés Jim Boyce comentó que lo ocurrido durante el segundo tiempo del partido que el Bayern Munich le ganó a Manchester City 2 a 0 “fue despreciable”.

“La FIFA debería tener el poder de prohibir al jugador tomar parte de forma activa en el fútbol”, según consigna la agencia alemana en uno de sus cables.

Y acá entra el conductor de TV y radio, Horacio Cabak, que  en su programa de radio en la tarde de Delta FM (90.3), comentaba la noticia dando su opinión. Él sostenía que la única autoridad que podía sancionar a Tevez era su club, quién lo había contratado. Si Tevez había firmado un acuerdo con el Manchester City, la situación la debía resolverse entre ellos, sin intromisión de tercero ajeno al contrato. “¿Quién era la FIFA para meterse en un contrato que no tenía nada que ver?”

Khaldoon Al Mubarak, Presidente del Manchester City, al que quiere puentear la FIFA

Suponiendo que contractualmente la FIFA no tenga nada que ver, la opinión de Cabak me pareció muy coherente. Su razonamiento no fue complejo, ni basado en teorías llenas de números, citas académicas ni nada por el estilo. Una idea simple y fácil de ser implementada, su queja contra la FIFA era la siguiente: permitan que Tevez y el Manchester City resuelvan sus diferencias sin que nadie se impongan por sobre sus voluntades.

Esta idea tan sencilla, extrapolada a todas las relaciones sociales, es la esencia de la sociedad libre que desde acá constantemente proponemos. Sea la FIFA como es en este caso, o sea el estado como es en la , la respuesta es la misma: dejen a las personas decidir sobre su propia vida.

El estado se mete en las relaciones sociales, y como dijimos hace poco, las desvirtúa. Cuanto más poder estatal, menos poder social.

Es el estado el que convierte la relación empleado-empleador que por definición se trata de una relación de cooperación, en una relación de enemigos o adversarios al incorporar en esa relación todas las leyes laborales.

Es el estado el que convierte a un empresario que para sobrevivir en el mercado debe prestar atención a lo que los consumidores demandan, cumpliendo así una función social, en un grupo de parásitos que buscan de complacer al funcionario de turno, en vez de los consumidores, para obtener una ganancia a costa de estos.

Es el estado, interfiriendo, el que convierte  a una persona que vende determinadas sustancias, y al que las compra, en delincuentes que pueden terminar en prisión, con sus vidas arruinadas, a pesar de tratarse de acciones voluntarias que no agreden el derecho de ninguna otra.

Y los ejemplos son interminables, este blog es un compendio de esos ejemplos  de como una noción tan básica de permitir el desarrollo de una sociedad libre y pacifica tenga tantos enemigos, con tantos intereses creados y tantas confusiones acerca de lo que realmente constituyen los mercados libres y una sociedad voluntaria.

La FIFA no debiera meterse en la sanción que le pueda corresponder a Tevez, según lo decidan sus empleadores el Manchester City. El estado tampoco se debería meter en aquellas relaciones libres y voluntarias, donde dos personas realizan intercambios que, por definición, se benefician mutuamente.

El poker y la inflación

Cuando estaba en quinto año, allá por el año 2000 (época fea, cuando no había dignidad ni la juventud era militonta), se me ocurrió llevar un mazo de cartas de poker al colegio, un industrial del interior del país, para jugar en los recreos con unos compañeros.

Como nadie tenía un mango y, en definitiva solo jugábamos para ver quien la tenía má…bueno, se entendió, usábamos como moneda de apuesta, simples hojas de carpeta, que eran muy preciadas porque también escaseaban bastante (y las Rivadavia ni les cuento).

Teníamos una buena dinámica para no ser atrapados porque, por lo menos en aquella época, si un profesor te encontraba jugando, por más que fuera en el recreo, te sacaba las cartas. ¡Y ni hablar si veía que estabas apostando! Ya que el castigo era el mismo, también jugábamos en el taller y en algunas horas de clase.

Repartíamos rápido las cartas, cada uno las miraba y las escondía, se hacían las apuestas iniciales, dejando una pequeña cantidad de hojas en la mesa, se cambiaban cartas y se hacía la apuesta fuerte (en este momento, si alguien pasaba, no entendía qué carajo hacían cinco boludos mirando una parva de hojas en la mesa). Finalmente, se mostraban las cartas, se declaraba el ganador y éste se llevaba las hojas.

Mesa de Poker

Igualito que en mi colegio industrial

Para los que no tenían hojas ( y esto no era exclusivo para apuestas, sino para cualquiera que no las tuviera) en la secretaría te proveían de humildes cantidades de hojas del “Plan Social”. Algunos de los miembros del Poker Club, utilizaban de éstas hojas en nuestros encuentros.

Un viernes, como éramos los de quinto año, nos prestaron el quincho del colegio para hacer un asado a la noche, incluso sin los profesores (éramos pocos y nos conocíamos mucho). Vaquita de por medio, salieron unas buenas carnes, unas cervezas y creo recordar que alguien tenía una botella de mezcladito marca “Fernandito”, que mejor no saber qué contenía ni cómo era preparado.

Investigando un poco la sala de al lado del quincho, abajo de unas lonas, alguien hizo un descubrimiento fantástico (para lo que era una noche de pueblo de un grupo de fieros muchachos del industrial): una pila de cajas del Plan Social (llenas de resmas de hojas) organizadas como si fueran un JENGA gigante.

Como varios fascinerosos compañeros míos tenían ganas de hacer alguna macana, se les ocurrió que se iban a llevar algunas hojas. Algunos se llevaron una resma, algunos se llevaron dos resmas y, un personaje en particular, a quién me referiré como “El Doli”, se llevó….¡una caja completa!

La imagen del Doli medio entonado, yéndose a su casa en bici cross de las chiquitas, intentando llevar la caja del Plan Social en el manubrio, zigzagueando por la calle, es una de las imágenes más graciosas de todo el secundario.

El lunes nos dimos cuenta de dos cosas:

Número uno, el crimen no paga, o por lo menos no lo hacía en esa época. Nos prohibieron la entrada al quincho del colegio y hacer asados para siempre. Cosa que pudimos eludir y, en el proceso, hacer que también fueran prohibidos los muchachos de cuarto, pero eso es otra historia.

Número dos, la inyección de dinero en la economía, hace que el mismo pierda su valor en proporción directa al dinero inyectado.

Como ya era costumbre en los recreos y en varias clases, saqué las cartas y nos propusimos jugar unas manitos. Dentro del club del póker, había uno o dos individuos que habían adquirido resmas del Plan Social. El momento de la apuesta fuerte, fue demoledor. Mientras algunos podíamos poner algunas hojas, éstos sátrapas ponían, sin importar la mano que tuvieran, un pilón imposible de igualar. Tenían la posibilidad de, en todas las manos, duplicar las apuestas posibles del resto. En tres manos, dejó de ser divertido, porque nuestro “dinero” ya no valía nada de nada. No teníamos el poder adquisitivo para “comprar” una apuesta decente.

Así fue que, unos chicos que apenas teníamos algún recuerdo de lo que era la inflación, presenciamos una rápida devaluación de un medio de intercambio (o inflación de las apuestas, como prefieran).

El tiempo pasó, el corralito, el corralón, la devaluación, la pesificación y la alta inflación, y somos pocos que recordamos algo tan básico y tan evidente como “qué es la inflación”, “cómo se genera” y “cómo se termina”.

Moreno, para el lado de los tomates

“Agarrar para el lado de los tomates”: Esta expresión, de significado descabellado y origen hortícola, se utiliza para señalar que alguien ha comprendido mal, que se ha ido “lejos en sus razonamientos” (Zimmerman, Tres mil historias de frases…).

La medida impulsada por el Secretario de Comercio Interior para prohibir la venta de  tomates en el Mercado Central habla mucho de lo que es el intento, obviamente infructuoso, de manipular la realidad, manipulando las estadísticas, al mejor estilo de la novela 1984 (se que soy insistente con esta analogía, pero cada vez es más clara).

Informaban en lanacion.com:

Fiel a su estilo, el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, vuelve a intentar frenar los precios de los alimentos con técnicas poco ortodoxas. Esta vez eligió prohibir la venta de tomates por una semana en el Mercado Central para evitar la especulación que origina la suba estacional del producto.

“El Mercado Central de Buenos Aires suspende por una semana la comercialización de tomates, medida justificada por la suba momentánea en el precio que todos los años se da en estas fechas, debido a la rotación de las zonas de cultivo”, dijo el escueto comunicado que salió de una dirección de e-mails denominada Prensa del Mercado Central, que estaría vinculada con la dirección del mercado, que está en manos de hombres fieles a Moreno, como su gerente, Guillermo Cosentino.

Al parecer el objetivo de esta prohibición consistía en evitar que se vendan tomates caros en el Mercado Central, lugar donde el INDEC dice realizar el relevamiento de precios de frutas y verduras, y de esta manera evitar que el aumento por causas estacionales en los tomates repercuta en el Indice de Precios del Consumidor.

El vengador de los tomates en el Mercado Central

Esta medida, que al final del día fue revertida, expresa en muchos aspectos la prepotencia que tiene este gobierno intentando modificar la realidad y las leyes económicas firmando un simple papel (en este caso, ni siquiera eso, pues estas maniobras se realizan extra-oficialmente, como para que no queden rastros).

Veamos las diferentes situaciones.

En primer lugar, al parecer Moreno entiende que el control de precios produce desabastecimiento, al menos ya no se molesta en ejercer eso controles, sino que se saltea a la etapa directamente posterior, la imposibilidad de adquirir el producto.  Ahora no solo no hay tomate en el Mercado Central de manera oficial, si no que aquellos que quieran comprarlo deberán pagar más. En conclusión, en las cifras logrará el efecto deseado, en la realidad lo agravará.

En segundo lugar, es necesario diferenciar un aumento de precios por causas de mercado, que el aumento de precios que se produce como efecto de la inflación. El primero, como es en este caso de los tomates, es un ajuste que se produce en el precio, fruto de una situación climática, donde al haber una menor oferta, y asumiendo que la demanda de tomates se mantiene, se produce un aumento en el precio de mercado. Este aumento permite, que siga habiendo tomates disponibles para que aquellos que valoren la necesidad de un tomate en el presente más que el precio que tienen que desembolsar para obtenerlo, mientras que aquellos que no lo valoran a ese nivel, esperan el momento en el que para ellos el precio de tomate es menor a la utilidad que el consumo del mismo les brinda. Del lado de la oferta este aumento de precio le índica a los los productores bonarenses que llegó su momento de producir, al haber escasez como consecuencias de la falta de tomates provenientes del norte.

Gendarmes: La próxima herramienta con la que Moreno intentará detener los precios

Ahora bien, el tercer punto, y para mi fundamental no perderlo de vista en estos casos, es que mas allá de que por la intervención gubernamental hubiesen quedado truncas operaciones de compra y venta de tomates, lo que, en un nivel de análisis mas profundo, está haciendo el gobierno es interfiriendo en la cooperación social que  permite el mercado.

El mercado carece de personalidad, nadie ni nada lo puede representar, no tiene espíritu alguno, ni hace o deja de hacer cosas, cuando uno habla de mercado no habla de la bolsa de Buenos Aires, los banqueros de Wall Street o de los organismo multilaterales de crédito. El mercado, no es mas ni menos, que los intercambios voluntarios individuales que se dan simultáneamente  en números inconmensurables. Lo que permite que ocurra está cooperación social que se da en cada una de estás transacciones, o en otras palabras, en el mercado, es la existencia de los precios que coordina toda esa información que se encuentra dispersa en cada uno de los individuos y que de cualquier otra manera sería imposible de conocer.

Es por este motivo que los precios, que permiten coordinar todas estás acciones, cuando son intervenidos por el gobierno, mediante el uso de la fuerza (o su amenaza), lo que hacen es distorsionar los fines y medios de cada persona, lo que hacen es colocar barreras en el proceso de cooperación social, que luego generan los descalabros económicos que traen consigo tragedias en el aspecto humano, como son la pobreza, la desnutrición, entre otras.

“El culto al estado es el culto a la fuerza” Ludwig von Mises

El accionar de los gobiernos, en todos los casos, es sinónimo de fuerza, y detectar el ejercicio de la violencia (legítima para algunos) o la amenaza de ella en todos sus actos, y exponerla, es una manera acertada de demostrar la naturaleza del gobierno, en contraste con el desarrollo voluntario, libre y descentralizado que sería un mercado liberado de intervención gubernamental.

Más claro echale agua

El otro día, discutiendo algo en el feisbuc, se me ocurrió cruzar los resultados del Index of Economic Freedom (Indice de Libertad Económica) de la Fundación Heritage con los datos de un sitio web llamado Numbeo, que te provee con los precios de una gran cantidad de rubros en distintas ciudades del mundo, y te permite comparar cuánto te sale vivir en dos ciudades distintas. Tomo como índice de referencia el “Local Purchasing Power”, o sea el Poder Adquisitivo, o “qué me alcanza con el salario”.

A continuación, los resultados, ordenados de acuerdo al índice de libertad económica de cada país, acompañado con la comparación del poder adquisitivo local en la capital o una ciudad importante, respecto de Buenos Aires:

1. Hong Kong – Local Purchasing Power in Hong Kong is 123.66% higher than in Buenos Aires

2. Singapur – Local Purchasing Power in Singapore is 128.02% higher than in Buenos Aires

3. Australia – Local Purchasing Power in Sydney is 148.40% higher than in Buenos Aires

4. Nueva Zelanda – Local Purchasing Power in Auckland is 141.65% higher than in Buenos Aires

5. Suiza – Local Purchasing Power in Zurich is 277.54% higher than in Buenos Aires

6. Canadá – Local Purchasing Power in Ottawa is 220.02% higher than in Buenos Aires

7. Irlanda – Local Purchasing Power in Dublin is 147.24% higher than in Buenos Aires

8. Dinamarca – Local Purchasing Power in Copenhagen is 162.30% higher than in Buenos Aires

9. Estados Unidos – Local Purchasing Power in New York, NY is 139.76% higher than in Buenos Aires

10. Bahrain – Local Purchasing Power in Manama is 76.63% higher than in Buenos Aires

11. Chile – Local Purchasing Power in Santiago is 11.91% higher than in Buenos Aires

22. Suecia – Local Purchasing Power in Stockholm is 109.04% higher than in Buenos Aires

31. España – Local Purchasing Power in Madrid is 134.76% higher than in Buenos Aires

59. Panamá – Local Purchasing Power in Panama City is 24.87% higher than in Buenos Aires

87. Italia – Local Purchasing Power in Rome is 45.30% higher than in Buenos Aires

99. Honduras – Local Purchasing Power in San Pedro Sula is 6.24% higher than in Buenos Aires

113. Brasil – Local Purchasing Power in Sao Paolo is 15.70% higher than in Buenos Aires

124. India – Local Purchasing Power in Mumbai is 53.70% higher than in Buenos Aires

138. Argentina

143. Rusia – Local Purchasing Power in Moscow is 3.08% higher than in Buenos Aires

155. Bielorrusia – Local Purchasing Power in Minsk is 42.04% lower than in Buenos Aires

158. Ecuador – Local Purchasing Power in Quito is 48.75% lower than in Buenos Aires

175. Venezuela – Local Purchasing Power in Caracas is 62.16% lower than in Buenos Aires

Se observa que, en reglas generales, a mayor libertad económica, mayor poder adquisitivo y, a medida sube en la escala de libertad, más se agranda el orden de magnitud del mismo. Incluso, un análisis más profundo podría hacerse considerando, no solo el lugar en la tabla de cada país, sino el puntaje (de 0 a 100) que tiene cada país.

El camino para conseguir un mejor nivel de vida para todas las personas está más que a la vista. Como dice el viejo dicho “El que tenga oídos para oir…”

Libertad es una sola

Disfrutar de la propia vida y trabajo sin joder a nadie y sin que nadie lo joda o lo afane ¿no es un Derecho Humano?

¿Partidos libertarios? ¿Dónde?

En un viejo post detallábamos quién es quién en los partidos políticos de la Argentina. Allí indicábamos que, en general, el libertarismo manifestado aquí coincide con las posturas del Partido Liberal Libertario (PL). Pero, ¿qué sucede en otros países?, ¿existen partidos libertarios?

Lo cierto es que sí, con diversas variantes, desde un liberalismo clásico no conservador (FDP en Alemania, Reformierakond en Estonia, etc.) a partidos libertarios propiamente dichos (en Estados Unidos, Noruega, etc.):

Se los puede encontrar en organizaciones como Liberal International, Libertarian International Organization o Interlibertarians.

También comunidades o proyectos:

La defensa irrestricta y consistente de la libertad individual es una filosofía política reciente y minoritaria, lo mismo aplica a la mayoría de los partidos que la representan. Pero atrás en el tiempo este listado siempre fue menor, y atrás en el tiempo en toda la Argentina no existió nadie que saliera a la calle a difundir estos principios. Hoy eso cambió, faltas VOS.

Peter Fechter

La canción “Libre”, de Nino Bravo, habla del primer alemán que murió intentando atravesar el muro de Berlín. El siguiente texto se encuentra disponible en distintos sitios web y cadenas de correo, sin indicar su autor.

Peter Fechter, un obrero de la construcción de 18 años, intentó huir junto con un amigo y compañero de trabajo, Helmut Kulbeik. Tenían pensado esconderse en el taller de un carpintero, cerca del muro, y, tras observar a los guardias de la “frontera” alejándose, saltar por una ventana hacia el llamado “corredor de la muerte”, atravesarlo corriendo y saltar por el muro cerca del Checkpoint Charlie, a Berlín Oeste.

Hasta llegar al muro las cosas salieron bien, pero cuando se encontraban arriba, a punto ya de pasar al otro lado, los soldados les dieron el alto, y a continuación dispararon. Helmut tuvo suerte, Peter resultó alcanzado por varios disparos en la pelvis, cayó hacia atrás, y quedó tendido en el suelo en la “tierra de nadie”, durante cincuenta angustiosos minutos, moribundo, desangrándose, a la vista de todos, y sin que nadie hiciera nada.

Gritó pidiendo auxilio, pero los soldados soviéticos que le habían disparado no se acercaron, y lo único que pudieron hacer los soldados americanos fue tirarle un botiquín, que no le sirvió de ayuda, ya que sus graves heridas internas le impedían moverse, y poco a poco fue perdiendo la consciencia. Durante casi una hora, los ciudadanos de ambos lados de Berlín contemplaron impotentes su agonía, gritando a los soldados de ambos lados para que le ayudasen.

Pero ambos bandos tenían miedo de que los del otro lado les disparasen, como había pasado en otras ocasiones anteriores; aunque ninguna en una circunstancia tan perentoria como esta y a las dos del mediodía, con tantos testigos presentes, incluyendo periodistas en el lado occidental.

Los soldados del lado oriental, zona a la que pertenecía en realidad la “tierra de nadie”, tampoco le ayudaron, y no se acercaron hasta pasados 50 minutos, seguramente para que sirviera de ejemplo para cualquier otro que pensase huir (aún así, entre 1961 y 1989 murieron más de 260 personas, sólo intentando cruzar el Muro; además de los que murieron al querer cruzar la frontera entre las dos Alemanias, y ya no hablemos de los que estuvieron en la cárcel por intentarlo, o por ayudar a otros).

Cuando por fin se acercaron los soldados de la RDA y se lo llevaron, los ciudadanos de ambos lados gritaron repetidamente “¡asesinos, asesinos!”. En el lado occidental, se sucedieron las protestas y las manifestaciones los días siguientes, y los habitantes del Berlín Oeste comprendieron claramente lo difícil que sería para sus familiares y amigos del Berlín Este el intentar escapar. Asimismo, también se dieron cuenta, decepcionados, de que los soldados americanos, en pleno auge de la Guerra Fría, no harían nada para ayudarles en circunstancias similares. Fue un duro golpe para la esperanza de los berlineses.

Tiene casi veinte años y ya está cansado de soñar;
pero tras la frontera está su hogar,
su mundo y su ciudad.
Piensa que la alambrada sólo es, un trozo de metal
algo que nunca puede detener
sus ansias de volar.
Libre, como el sol cuando amanece yo soy libre,
como el mar.
Libre, como el ave que escapó de su prisión
y puede al fin volar.
Libre, como el viento que recoge mi lamento y mi pesar,
camino sin cesar,
detrás de la verdad,
y sabré lo que es al fin la libertad.
Con su amor por bandera se marchó
cantando una canción;
marchaba tan feliz que no escuchó
la voz que le llamó.
Y tendido en el suelo se quedó,
sonriendo y sin hablar;
sobre su pecho, flores carmesí
brotaban sin cesar.

La canción, escrita diez años después de los hechos, recoge una historia y unas fotos que dieron la vuelta al mundo, y que todavía hoy son símbolo de la crueldad humana. En el lugar donde murió Peter Fechter, se levantó en 1990 un monumento. Ya en 1997, dos antiguos soldados de la RDA fueron juzgados, y admitieron haber disparado contra Peter Fechter. Se les declaró culpables, y fueron condenados a un año de cárcel. En el juicio el forense declaró que toda ayuda hubiera sido inútil, ya que la gravedad de las heridas le hubiera causado la muerte en cualquier caso. Pero es algo que nunca sabremos, ¿verdad?

La canción es símbolo de todo el pueblo alemán que soñó con huir, ya que si Peter fue la primera víctima del muro, el último, Chris Gueffroy, en 1989, tenía, precisamente, veinte años…

Congruencia II

Viaje de la presi a todo trapo a Francia, donde se queda con su hija Florkey en un pequeño hotel de…. 9000 euros la noche, o sea, 52200 pesitos argentinos.

Fiesta De Lujo
“Pibe, vos laburá medio año, que nosotros la repartimos…en autos, fiestas, alcohol y joda sideral”

Me surgen un par de preguntitas:

1) ¿Qué pitos tiene que ir a hacer a Francia?

2) ¿Qué beneficios obtienen los contribuyentes de ese viaje?

3) Dado que estamos en la era de las telecomunicaciones ¿No podía resolver los asuntos por mail, teléfono o videoconferencia?

El presidente de una república no es un rey, no es un monarca, no es un emperador, no es un príncipe. Es un ciudadano como cualquier otro, por lo tanto no debería poder vivir una vida lujosa a costas de los contribuyentes.

Por supuesto que no me voy a oponer que tenga una razonable seguridad y se le banquen los viáticos, también razonables. Dado que la guita que utiliza el estado es obtenida por la fuerza y no voluntaria, como personas adultas, libres, democráticas y republicanas deberíamos EXIGIR que los gastos sean lo mínimo posibles y los beneficios obtenidos, sean lo mayor posibles.

Un sueldo promedio de un argentino anda, calculemos, alrededor de los 4.000 pesos por mes, o sea 48.000 por año. ¿Es moral que el presidente se gaste MÁS DE UN SUELDO ANUAL PROMEDIO por cada noche de uno de sus viajes?

¿No estamos acaso en el país de la “inclusión social” y toda la sarasa esa? ¿Cuántos argentinos pueden darse el lujo de ir a un hotel de esa categoría? Ahora ¿cuántos argentinos que conozcas personalmente pueden ir a uno diez veces más barato (o sea, 900 euros)? ¿Veinte veces más barato? ¿Cien veces más barato (90 euros)? Recién más o menos en esa última, o sea, unos 550 mangos conocés a alguien que podría disfrutar un viaje. Ni hablar de que los indios Qom jamás van a poder tener un viaje así.

O sea, reformulo: los funcionarios públicos están teniendo un viaje cien veces más lujoso que el que vos o tu círculo de conocidos podrían darse. Ah, un viaje lujoso TOTALMENTE INNECESARIO.

¿Por qué innecesario? Dado que no se está en guerra ni en ningún estado crítico de nada, las relaciones diplomáticas se hacen a través de las embajadas. Para algo se está gastando otro camión de dólares y euros en mantener la embajada argentina en Francia y al revés ellos.

Después, todo lo que sea negocios, los responsables de hacer los viajes son, justamente, LOS QUE QUIEREN HACER LOS NEGOCIOS. Se llama inversión: gastar plata hoy bajo el supuesto (o la esperanza o la seguridad) de recuperar eso y mucho más mañana a través de  transacciones voluntarias en las que se intercambian recursos. El estado no tiene un corno que hacer ahí en el medio. Ni buscar inversiones, ni dar beneficios a nadie. Que provea estabilidad y se deje de romper las bolas y va a ver como el resto viene solo.

Hasta ahí desde el pusto de vista republicano / democrático. Ahora, ¿qué pasa si encima el que hace ese viaje después anda diciendo que los empresarios tienen que tener “una renta razonable” y no más? ¿Qué pasa si esa persona es la que dice que hay que pensar siempre en “los que menos tienen”? ¿Qué pasa si desde el púlpito te quiere enseñar que sos un egoísta que no piensa en el vecino?

¿Está pensando en cuánto puede gastarse con una “renta razonable” y si gastar 9.000 euros por noche de hotel puede hacerse con la misma? ¿Está pensando en “los que menos tienen” alguien que se aloja en los mejores hoteles de Champs Elysees? ¿No será un poquitito egoísta dilapidarse 9.000 euros DE LA PLATA DE LOS DEMÁS en una noche de hotel?

Y después se llenan la boca hablando de las maravillas de la democracia. ¿Se referirán a las maravillas que les trae a su vida? Pero qué manga de delincuentes hipócritas.

CALENTATE. Calentate mucho porque esto es apenas un detallecito de todos los delirios innecesarios en los que se dilapidan la mitad del año que laburás para el estado. Sobre que encima después te dicen cómo vivir, lo dejo para otro día.

Amigo progre (y no tan amigo también) que estás por comentar (si, te veo empezando a teclear) te repito: UN SUELDO ANUAL PROMEDIO EN UNA NOCHE DE HOTEL. Viva el progresismo, ¿no?

Tags

Related Posts

Share This

Quemar banderas

Texto de José Benegas publicado originalmente el 11 de septiembre de 2011 en No me parece.

Me desperté pensando en un acto en un barco en el medio del océano para quemar todas las banderas de la tierra. Denunciar para quién quiera oírlo los crímenes del oscurantismo nacionalista. Ningún gobierno tiene derecho a restringir la migración de personas pacíficas. Ninguna identidad nacional justifica una guerra ni una diferencia en cuanto a reglas de convivencia, ni una mayor o menor consideración.

La patria es el lugar querido, no la nación. Muchos de los espíritus más libres y más confiables han debido abandonar su lugar de nacimiento para sacarse de encima algún yugo. Nos declaramos cerca de los que comparten nuestros valores, lejos de quienes los amenazan aunque hayan nacido al lado nuestro. La patria son nuestros vínculos morales, no la cédula compartida con cuanto malandra sea nuestro vecino.

Rechazamos el falso concepto de “migración ilegal”. No puede haber crímenes sin víctimas. El crimen consiste en realidad en condenar a la gente a vivir en un cadalso no elegido porque al nacer se la señaló como al ganado. Son falsos los argumentos que señalan que los inmigrantes amenazan al trabajo. Los inmigrantes solo amenazan a los delincuentes encaramados en el poder o que lo utilizan para parasitar a las personas pacíficas. Se trabaja para demandar trabajo pacífico.

La migración es un tema privado o no hay libertad. Amenazan al trabajo los que tocan la puerta del cuartel para alentar al gobierno a atacar o privar de su libertad a los que trabajan. Los gobiernos sólo pueden dirigir asuntos públicos o proteger violaciones de derechos. No existe el derecho a que el otro no trabaje para mejorar nuestras oportunidades, además de no existir tal amenaza.

No aceptamos la numeración del campo de concentración, ni los colores de la bandera como señal de una barraca más grande. No le debemos nada al país, ni le pedimos nada. Creemos en los vínculos morales, en colaborar con los que deseen colaborar en paz y respetar. No nos une nada a los salvajes que nos marcan para proclamar que les pertenecemos, ni tenemos que rendirles cuenta a los otros salvajes que miran nuestra marca para hacernos valer su ilegítima frontera. No criamos ni somos criados por otras personas.

Un acto de gente de todos los países, de todos los colores, de todos los idiomas. No pertenecemos a nada ni a nadie, solo elegimos.

AutoDestrucción

Finalmente, la oposición se fue a su casa. Bajaron la persiana, cerraron el kioskito y listo. Claro, una derrota aplastante de 50 a 12 genera ese efecto en cualquiera. Ahora, ¿cómo es posible que en una República pase algo así? Se supone que el sistema está basado en la división de poderes y la alternancia, sin embargo, quien va por un tercer período tiene la mayor popularidad.

Fue la misma oposición la que le abrió las “puertas del trono” al kirchnerismo y al populismo. Desde el principio. Ah, la oposición y los malvados “medios hegemónicos”.

Primero, todos, pero todos aplaudieron el Golpe de Estado que se le asestó a la Corte Suprema de Justicia. Fue removida por medios no establecidos en la Constitución, a través de operaciones mediáticas y con toda la oposición aplaudiendo de pie. Lo que buscaban muchos (bah, el grupo Clarín) era que se convalidara la pesificación asimétrica (y la consecuente licuación en las deudas adquiridas al expandirse de una forma descomunal) y que la Corte afín al gobierno no hiciera lugar a ningún reclamo por los supuestos dólares que habían depositado.

Coup D' Etat

¡Tomá, corte Menemista! ¡Ahora queremos una corte Kirchnerista! Siempre ofcialismo judicial, eso sí.

Siguiendo con el juego, el poder y los medios hicieron una importante movida para remover de los medios masivos de comunicación todo debate político y todo humor político. Primero sacaron a todos del aire (probablemente a cambio de algún tipo de favor). Después, todos los que quedaron refugiados en el canal de cable P&E, fueron comprados por el grupo Clarín, que lo cerró (todo esto mientras el maléfico Magnetto tomaba cafecito con Néstor).

Mientras, casi todos los periodistas miraban con simpatía las formas en las que el presidente “construía poder”, cosa que no debería ser necesaria en una república: el poder ya está construido a través de ciertas instituciones y, los que temporalmente las administran, pueden realizar una serie de acciones a través de las mismas, pero nada más ni nada menos. Muy pocos se animaban a criticar esa forma de detentar el poder, ni hablar de mostrar que, a través de las mismas formas, el finao había manejado su provincia como un feudo.

En el conflicto con el campo, Clarín se dió vuelta (¿habrá pensado que se le acababa el poder a ese gobierno y era tiempo de estar en la vereda de enfrente? ¿no daba para más arreglar las tapas con don Albert Fernandez? ¿un mix?). Además, creció el sentimiento anti-gobierno, a tal punto que, el mismísimo invencible Néstor K, perdió en la Provincia de Buenos Aires a manos de De Narvaez.

Y atenti, que acá es cuando la oposición se pone una fábrica de armas, le dá gas a la línea de producción y cada bomba que sale de ahí, se la da al oficialismo para que los mate.

Después de las elecciones, el oficialismo apuró dos leyes fundamentales para mantenerse en el poder: La estatización de Aerolíneas y la estatización de los fondos de pensión, o sea, de las AFJP. La oposición recién electa, tendría que haber hecho lo imposible para que temas tan importantes como esos, tuvieran un debate mayor a los seis meses que faltaban para el recambio legislativo. En cambio, ambos proyectos fueron votados por una amplia mayoría, tanto oficialista como opositora (tanto de los que estaban en ejercicio, como de que los recién electos no pusieron el grito en el cielo).

Aerolíneas había sido, hasta antes de su privatización, una cueva de ladrones y curros, colonizada por gremios, con gente que no laburaba nunca, etc. Luego de su privatización, siguió dando un mal servicio, justamente porque las regulaciones laborales y la unicidad sindical, permitían que los gremios apretaran, laburaran para el orto, etc. Pero bueno, por lo menos no la pagaban todos con impuestos. ¿Qué pensaba la oposición que iba a pasar cuando se le volviera a poner una banderita argentina a la empresa? ¿Que se iba a convertir en una empresa eficiente, con bajos precios y mejor servicio? ¿Que mágicamente se iba a convertir en una aerolínea modelo? ¿A nadie se le ocurrió que iba a pasar lo que siempre pasó con las empresas estatales? O sea, que se iba a convertir en una cueva donde el oficialismo de turno acomodaba a sus militantes.

La cueva de Ali Baba

¡Los tesoros de Aerolíneas! ¿Podré acomodar a algún amigacho?

La estatización de los fondos de pensión, lo mismo. Hasta el momento era un sistema bastante malo, hiperregulado, con altas comisiones y con la obligación de las empresas de, cada tanto, comprar títulos de la deuda pública. Ahora ¿era la solución estatizarlos? ¿Qué pensaban que iba a hacer el ejecutivo? ¿Pagarles las sentencias a los jubilados? ¿O hacer lo que hizo el estado cada vez que metió mano en los fondos de pensión? O sea, repartirlos con los amigos, generar obra pública y cargos estatales donde meter a sus partidarios y militantes y dedicar una buena parte al clientelismo político.

No contentos con esto, la Coalición Cívica trató de ser más buena que Papá Noel y los Reyes Magos juntos y dar un subsidio a cada menor de edad. Así de la nada y porque sí, creyendo que por dar plata de la nada, bah, afanándosela a otro, puede reducirse la pobreza del país. Y le dá las llaves del reino al oficialismo. El ejecutivo es el encargado de repartir esa platita. De nuevo ¿Qué pensaban que iba a pasar con eso? ¿Que de repente todos los habitantes de la argentina se iban a volver instruídos y que iban a disociar que alguien le dé esa plata de su dependencia de los mismos (y su “deuda”)? ¿Acaso no nadie pudo hacer una analogía de lo que había pasado en Argentina en 70 años de populismo, dádivas y clientelismo? ¿Y con qué platita se hace eso? ¿con la de los fondos de pensión? ¿con la de las sentencias no pagadas? Claro, total los mayores de 65 no tienen que ir a votar.

La oposición que había ganado la mayoría de las bancas en el 2009, tenía el derecho de hacerse con la presidencia de la cámara de diputados y de la mayoría de las comisiones clave de ambas cámaras. PARA ESO LOS HABÍAN VOTADO. Sin embargo, para no ser “destituyentes” y para no “desestabilizar” al gobierno, le dejaron al oficialismo la presidencia de la cámara y de las comisiones. A ver si les entra: EL TRABAJO DEL CONGRESO ES DESESTABILIZAR AL EJECUTIVO. Es tenerlo siempre en jaque y evitar que trate de ganar poder y llevarse puesta a la república. El trabajo del congreso no es hacer leyes que digan si puede o no haber un salero en un restaurant, sino cuidar a los ciudadanos de posibles arrebatos y avances del poder ejecutivo. Digamos que tiene que revisar todas las leyes existentes y ver cuáles están al pedo y sacarlas, cuáles deben ser actualizadas y cuales están claramente contra la Constitución y derogarlas.

La ley de medios es un espanto inconstitucional por el cual se quiere manejar a la prensa desde el poder. A TODOS los políticos les encantó. Claro, la prensa se encarga de mostrar que son humanos, que tienen falencias, que se mandan cagadas grandes como un avión de aerolíneas, que muchos son corruptos, etc, etc. No se habían animado antes, pero TODOS la votaron. De nuevo ¿Qué pensaban que iba a hacer el ejecutivo con esta ley? ¿Darles medios de comunicación al radicalismo? ¿Repartir equitativamente publicidad oficial? ¿O crear una máquina propagandística a su favor, que denoste a todo disidente, tanto de los medios de comunicación como de la oposición? Digo, ya hacía unos cuántos años que estaba el kirchnerismo en el poder, además de que era lo mismo que habían hecho en Santa Cruz.

Finalmente, la Ley de Partidos políticos. Ah, ¡bendita ley! De nuevo, la votaron TODOS. Esta ley hace que sea extremadamente difícil crear un nuevo partido político, restringe las formas de financiamiento de campañas y anuncios (todo guita que entrega el mismo estado), tiempos de las campañas  y, también, fija las internas únicas abiertas y obligatorias. Los partidos políticos son instituciones intermedias para presentar y decidir quiénes van a disputarse el ejercicio del poder. Se supone que sean independientes del estado, que tomen decisiones propias cuando quieran y como quieran, consultando a sus afiliados o a dedo, tejan alianzas, negocien planes y demás. Pero así, es el propio estado y el ejecutivo quien les impone la agenda y los tiempos.

Y así llegamos al 50 a 12. Cada decisión de la oposición, durante años, fue equivocada. Cada vez que tuvieron la oportunidad de ponerse del lado de la República, se pusieron del lado de la demagogia. Cada vez que pudieron ponerse del lado del ciudadano y proteger su propiedad y su libertad, le regalaron una nueva caja a los que detentan el poder. Cada vez que pudieron juntarse para remover a una runfla de bandidos del poder, se pelearon como divas de calle Corrientes y diluyeron lo que habían conseguido.

El radicalismo terminó de morir, Lilita firmó el obituario de la Coalición, Duhalde fue comido por el monstruo que creó, Clarín se está por comer una tremenda embestida y a Proyecto Sur ya no lo conoce ni su fundador. Una sola palabra: JODANSÉ! Son víctimas del mismo monstruo que crearon. ¿Pensaban que podían ser más peronistas que el peronismo? ¡Miren qué bien que les salió! ¿Pensaban que había que recuperar la “fuerza” del ejecutivo después del 2001? ¡Miren qué bien que les salió! Tanta fuerza le dieron que se los llevó puestos.

En un país donde las provincias que tienen un 60% de empleados públicos y/o personas con subsidios personales el oficialismo arrasa siempre.

EL ESTADO SE VOTA A SÍ MISMO.

Como dice José Benegas: “Cría estado y te comerá votos”.

RIP

Aquí yace la oposición....de formas, no de fondo.

OPOSICIÓN, DESCANSÁ EN PAZ. No te vamos a extrañar y lo tenés bien merecido.

Perón, Perón, que grande sos!

Por Alberto Bengas Lynch (h)
En Fundamentos del Analisis Economicco, pp. 160-162, ed. Fundación BCBA, 1979.
A partir de 1943, se reformó todo el sistema bancario y la carta orgánica del Banco Central. Irrumpió, a partir de entonces, una inflación galopante, ejerciendo sus consabidos efectos sobre la comunidad. La cotización del dolar en pesos argentinos experimentó un alza del 985% desde 1945 hasta 1955. El salario real en ese mismo período se elevó a un ritmo anual que resultó ser 4,8 veces inferior al de los diez año procedentes y desde 1955 hasta 1968 el promedio anual de aquel índice – aún siendo poco – fue el doble de los años de la dictadura. Las reservas monetarias sufrieron una merma del 77% desde el advenimiento de Perón hasta su derrocamiento; en 1948 entramos en cesación de pagos hasta que en 1951, con el auxilio de la banca extranjera, comenzamos a cumplir nuestros compromisos financieros internacionales más apremiantes.

Perón, Perón, el gran ladrón. (De cuando tenía las manos)

La deuda externa se elevó nada menos que en un 380% durante el peronismo y en 1955 hubo que designar una comisión ante el Club de París para negociar la asfixiante deuda que se soportaba al momento. Si comparamos el volumen del comercio exterior en 1955, con las cifras que refleja el año 1943 para el mismo rubro, observamos que las exportaciones cayeron a menos de la mitad. La producción física de cereales y carnes mermó de un 28% y 41% respectivamente durante la década de desgobierno de Perón. La producción industrial experimentó un alza del 11% en aquel período, cifra que resulta sumamente reducida si se la compara con el incremento del 97% de aumento de los quince años siguientes. Ademas, aquel incremento insignificante en los productos industriales se logró principalmente merced a la sistemática expoliación del campo, lo que permitió subsidiar una pesada y gravosa industrialización artificial. Este último fenomeno – la traslación forzosa de recursos del campo a la industria – provocó la emigración de poblaciones campesinas con destino a las ciudades y sus aledaños, engendró la peor de las crisis habitacionales que vivió la Argentina, dando así origen a las tristemente conocidas “villa miseria”.

Torpemente se fueron sucediendo las “nacionalizaciones” de empresas de servicios públicos, derrochando así fondos del tesoro nacional y brindando cada vez peores servicios a la comunidad. Debido a la gran inflación el ahorro mermó considerablemente; los saldos que el público mantenía en Cajas de Ahorro, depósitos a plazo fijo y en instituciones de crédito hipotecario, representaban el 32% del PBN en 1944, para pasar al 8% en 1954.

Salvo escaso paréntesis, hasta la fecha, los distintos gobiernos no han hecho más que adoptar en grado diverso, la política socialista de la segunda tiranía [ABL considera que el período de Rosas fue la primer tiranía]. Así es que desde 1943 hasta mediados del corriente año el costo de la vida subió 360 veces, esto es el 36.000%.

Cita completa: Alberto Benegas Lynch (h), Fundamentos del Analisis Economico, pp. 160-162, Editorial Fundación Bolsa de Comercio de Buenos Aires, Argentina 1979.

bestthemeswordpress.com - best wordpress themes - magazine wordpress themes restaurant wordpress themes