Ciudadano Inepto

Parecería que el funcionario público considera que el ciudadano es, por definición, inepto para conducir su vida y, por tanto, debe ser manejado y dirigido en todo lo que hace. Debe echarse mano al fruto de su trabajo para destinado a las áreas que en “verdad le convienen”. El único instante en que el funcionario público da muestras de un achaque de humildad es cuando se dirige a la gente en la campaña electoral en busca de votos. En esos casos la adula, se trata allí del “pueblo maravilloso” lleno de virtudes colosales. Pero ni bien el ciudadano, tan capaz e inteligente, sale del cuarto oscuro, se lo censura en todo puesto que se lo vuelve a considerar un retrasado mental.

Ciudadano tarado

Ciudadano inepto

Después del voto ya pasó su cuarto de hora: de vuelta a la normalidad; es un infantilismo respetarlo y garantizar sus derechos. “Para su bien” debe digitarse todo desde el poder político. Los “sabios” de turno succionan cada vez más el fruto del trabajo de los ciudadanos para destinado a “preservar el interés nacional”. Es el espíritu de Atila: el estado ilimitado que destruye todo lo que toca es la expresión más clara de la fuerza bruta y el antiseso.

Tags

Related Posts

Share This

El Derecho a Acampar

No voy a cuestionar aquí la legitimidad o no de un programa como “Argentina Trabaja”, y si estos incidentes no son mas que sus obvias consecuencias. Solo quiero detenerme a analizar el origen de la agresión, su represalia, y sus destinatarios. Quienes se sienten violentados son los grupos como “Barrios de Pie”, y su supuesto agresor es el Gobierno nacional al tener un trato discriminatorio con respecto a la asignación de estos planes sociales. Ahora, si los violentados son determinados grupos y el agresor es el gobierno, se supone que la represalia o reclamo debería tener como destinatario a este último. Pero no. Los destinatarios de la represalia son los ciudadanos inocentes que deben sufrir embotellamientos, amenazas contra su integridad, su propiedad y otros trastornos de todo tipo por las protestas en arterias claves de la ciudad, mientras intentan desarrollar sus actividades normalmente (un concepto ridículo en esta ciudad).

Hablamemos de espacios públicos

¿Cual es la diferencia entre una calle a un ministerio? Los dos son espacios públicos, y son usados específicamente para ciertas cosas. El primero para transitar y el segundo para hacer tramites (o algo así); pero ninguno de los dos esta destinado para el acampe. Existen lugares públicos destinados para ello, y se los puede reconocer fácilmente por un cartel que dice “Camping Municipal”.

¡Saludos a Clara!

Camping a Full

Si para que el reclamo sea escuchado, uno debe hacer caso omiso de observar el fin específico para el cual un espacio publico fue concebido, ¿por que preferiría hacerlo en la calle y no adentro de una repartición gubernamental? En la calle la represalia recae sobre un tercero que nada tiene que ver; y en el segundo caso, la represalia recaería directamente sobre el agresor. ¿No es mucho mas moral la segunda alternativa entonces? Definitivamente, lo es. Pero lo determinante es quien tiene el garrote. El garrote lo tiene el gobierno, y lo usa para pegar. Los ciudadanos comunes no tenemos garrote; se nos fue denegado ya hace mucho tiempo atrás, y no estamos autorizados a defendernos. La elección entonces, es simple: En represalia a nuestro agresor, tomémonos con quien no se puede defender, por las dudas.

Uno puede distinguir a los cobardes por una actitud especifica: Un cobarde no se atreve a agredir a alguien a quien presuponga más fuerte, irá a por quien sea más débil. Esto aplica a todo tipo de agresión entre personas, sean estas del mismo sexo, o diferente. Un valiente no tiene miedo ante su supuesta inferioridad contra el mas fuerte, porque tiene valores altos que defender; tanto o mas importantes que su propia seguridad. Y hacerlo, requiere coraje. Con coraje claramente no aludo aquí a pelearse con colectiveros o a la salida de los boliches, sino exclusivamente a la actitud que obedece a lo que es propiamente humano, al espíritu, a la racionalidad, y al esfuerzo del ánimo. Ojala estas agrupaciones algún día recapaciten sobre estas cosas antes de decidirse por algún tipo de reclamo.

Las dos caras de la Libertad

“Libertad” es una de las palabras que mas livianamente usamos, pero que rara vez nos ponemos muy de acuerdo sobre que se trata realmente. Sus dos significados principales son: La libertad de la opresión (ausencia de coacción), y la libertad para desarrollar el potencial propio (seguridad para desenvolverse).

Veamos donde nos lleva la primer definición: Libertad es ausencia de coerción.

La coerción es la amenaza de utilizar la violencia (no solo física sino de cualquier otro tipo) con el objetivo de condicionar el comportamiento de los individuos. La amenaza o intimidación es el acto de hacer que los otros hagan lo que uno quiere a través del miedo. La violencia es un comportamiento deliberado, que provoca, o puede provocar, daños físicos o psicológicos a otros seres. La coacción se refiere a la violencia o imposición de condiciones empleadas para obligar a un sujeto a realizar u omitir una determinada conducta.

Ahora bien, veamos a donde nos lleva la segunda definición: Libertad es tener seguridades.

El término seguridad se puede referir a la ausencia de riesgo. Riesgo es la vulnerabilidad de “bienes jurídicos protegidos” ante un posible o potencial perjuicio o daño. El Bien Jurídico hace referencia a los bienes, tanto materiales como inmateriales, que son efectivamente protegidos por el Derecho, es decir, son valores legalizados: la salud, la igualdad, la educación,  la pensión, la vivienda, etc.

Estas dos acepciones, pueden tener en común los derechos individuales a la vida, a la libertad y a la propiedad. Pero la gran diferencia es que en el primer caso estos derechos no deben ser vulnerados, y en el segundo caso estos derechos deben ser provistos por alguien mas.

La primer libertad implica que nadie debe proveer nada, sino que es un simple reconocimiento de las libertades naturales de los cuales los individuos son titulares previamente a la existencia de los estados, porque son simples manifestaciones de la propiedad que uno mismo tiene sobre su propia persona. No existe violencia implícita en la definición, sino el derecho de cada uno a defenderla como mejor le parezca. Para poder hacerlo para todos, el estado debería codificar leyes sin desarraigarse nunca de marco teórico, hacerlo con previsibilidad, y en base a la igualdad de todos frente a esas reglas.

Argentinos disfrutando de su Libertad

Argentinos disfrutando de su Libertad. Los agentes del estado controlando para que ninguno se escape, por su propio bien.

La segunda libertad, por el contrario, implica que alguien debe proveerla. Si alguien debe proveerla significa que no es un derecho natural propio del individuo, sino que es el estado el que lo crea. El estado no solo despoja a las personas de la titularidad de los derechos, sino que los subordina a su propia existencia. Y no solo eso. Para proveer, por ejemplo, los derechos a la educación,  la pensión, y a la vivienda,  necesariamente debe vulnerar la propiedad de los demás coercitivamente para poder hacerlo; ya  que el estado no tiene otros bienes que las propiedades con las que disponía originalmente cuando se conformo, o los que son extraídos de la población por medio de la violencia.

De este modo, basándonos en esa segunda libertad sin un principio pacifico, llegamos naturalmente a nuestra realidad actual, en la cual 1 de cada 2 pesos que la gente gana en sus actividades productivas es robado por el estado con su trama indescifrable de impuestos y tasas por todo concepto, para que los que no producen y ostentan privilegios políticos de toda índole que dan por tierra con toda igualdad ante la ley posible, vivan a costa de los demás.

Es hora de sincerarse y de preguntarse si llegar a fines pacíficos por medios violentos es una alternativa valida. Si lo es, somos partidarios de la violencia, y creemos en el estado. Si no lo es, somos partidarios de la paz, y creemos en la gente.

Una heroína llamada Orina

Vi un informe en el programa televisivo de Chiche Gelblung, 70.20.11, que denunciaba lo que ellos denominaban “una barbaridad”, y creo que es una clara foto de los niveles de intervencionismo que desea el argentino promedio. Se trataba de una serie de preguntas que unos reporteros masomenos torpes le hacían a unas simpáticas señoras, camioneros y recolectores del conurbano bonaerense.

¿En resumen? el negocio es el siguiente: El orín de las señoras menopáusicas es la materia prima fundamental para fabricar un producto utilizado en  tratamientos de fertilización para mujeres que tienen ciertas dificultades para tener hijos. Una gran porción de las personas lo hace simplemente para “ayudar a los demás, no cuesta nada”, y como agradecimiento se le hace un regalo por mes, que pueden ser cubiertos, cubiteras, relojes de pared, sacacorchos… o demás pavaditas.
Este programa tuvo la genial idea de “denunciar esta barbaridad” porque en realidad hay una ley (¡que raro!) que prohíbe la comercialización de fluidos humanos (tus desechos son del estado). Y porque lo que le pagan a la gente es “una miseria” con respecto a la contraprestación (hacer pichín) que estas buenas señoras hacen (literalmente), después de convencerlas, no sin poca insistencia, de que estaban siendo explotadas. Las señoras, luego de haber comprado el “cuentito de la redistribución” comenzaron a repetir como loros las consignas y a mirar con desconfianza a quienes le dejan los bidones.

pichona

pichona

Estos genios del periodismo de investigación, contrario al enorme humanitarismo que dicen defender, lo que acaban de hacer es restringir la oferta. ¿Que significa esto? Significa que ya no habrá tanto material para la fertilización, por miedo a eventuales controles o denuncias dirigidas a los transportistas, los recolectores, y las señoras.

Veamos las consecuencias:

  • A la señora que le servían alguna de las baratijas que le daban se quedo sin ellas. Lo cual quiere decir que tendrá que desembolsar mas dinero para ciertos bienes, o no contara con el dinero de su reventa.
  • El transportista que recorría los barrios para juntar bidones, a pesar de que tenia una actividad totalmente voluntaria y pacifica, ahora debe buscar una nueva actividad que le permita sobrevivir.
  • El changarín que levantaba los bidones casa por casa y los llevaba hasta el camión debe buscarse otra changa urgentemente, porque generalmente son jornaleros.
  • La mujer que deseaba hacer su tratamiento, seguramente lo podrá hacer, pero pagándolo mucho mas caro. Solo las clases mas pudientes podrán acceder a realizarlo.

Nuestras felicitaciones al equipo de investigación de 70.20.11.

¡Ustedes si que están con el pueblo!

El fracaso crónico de la educación pública.

Recientemente, nuestra amada presidenta “de todos los argentinos” (como le gusta decir a ella, aunque a los argentinos obedientes les va mucho mejor) dio un fuerte respaldo a los estudiantes durante las tomas de colegios en capital federal en reclamo de obras de infraestructura. Que la presidenta salga a justificar este tipo de medidas es una confesión de que para los kirchner, los medios validos de resolución de conflictos son siempre violentos. Aunque ella celebre que “es positiva la discusión porque no escuché insultos, agravios ni adjetivos calificativos” la agresión verbal seria mucho menos grave que ejercer la violencia coercitiva al obligar al resto del estudiantado no ideologizado a participar de la medida y no poder ir libremente a estudiar. Veamos un par de términos que fueron utilizados durante los reclamos, y su verdadero significado:

Problemas de infraestructura: Es lo que tiene una escuela de frontera cuando se le vuelan las chapas y no puede recibir a sus alumnos (quienes viajan medio día a lomo de mula para llegar) hasta no conseguir las chapas que la reemplacen.

Burlarse de la ciudadanía: Es jugar al fútbol en plena calle mientras que la gente que trabaja (mientras están generando los fondos para poder pagarles la educación a ellos) debe desviar su camino ante la amenaza de ser ajusticiado por la policía o por los propios alumnos por no obedecer la orden de corte de calle.

Solidaridad con el alumnado: Son los maestros y padres de la argentina profunda que se juntan en los periodos de receso para juntar fondos, hacer reparaciones y contribuciones de toda índole a la escuela.

Falta de respeto: Es aprovechar la conmemoración de la noche de los lapices para realizar vandalismo con el rostro tapado contra uno de los edificios mas históricos de buenos aires, como si arruinar una fachada aportara en algo para solucionar los problemas planteados.

Libertad y responsabilidad.

Si realmente quieren tomar la escuela, que la tomen, y que se la queden. Que le paguen a los maestros, al portero, las facturas de servicios, que cobren una cuota, que compitan, que resuelvan problemas imponderables. Que preparen planes de estudio atractivos, que ofrezcan actividades deportivas, que hagan lo que tengan que hacer, pero haganse responsables. Es muy facil tirarse placidamente a señalar las culpas ajenas siendo un eterno inocente, cuando la responsabilidad la tiene otro. La propiedad privada asigna responsabilidades univocas para los bienes y actividades de las personas, y eso es lo que justamente ellos quieren evitar. Ante la posibilidad concreta de hacerse cargo ellos mismos de los destinos de un colegio, seguramente huirán como siempre lo han hecho a esconderse bajo las faldas de su papi estado, reclamando protección. Habría que ofrecerles esa propuesta, titulo de propiedad en mano, a ver cuanto verdaderamente les dura la bravuconada.

Autonomía e Hipocresía

Días atrás la corte suprema (de pollo con guarnición, para mi) dio la orden al gobierno de Santa Cruz de restituir en su cargo al al procurador provincial Eduardo Sosa, quien fuera desplazado del mismo durante la ultima gobernación de Nestor Kirchner.
Coincido con el ministro Fernandez en señalar que la corte suprema nada tiene que hacer en los gobiernos de las provincias, y que cada una debe gozar de la autonomía que corresponde al federalismo para formar y modificar los planteles de funcionarios de gobierno que se le vengan en ganas. Sin embargo, hay cosas muy fuera de tono:

Según el ministro, no se puede cumplir el fallo porque “para que no se conspire con la intangibilidad de esta persona hay que terminar con la intangibilidad de otro”. Si hay intangibilidad de uno, ¿por que fue tangible en su momento? Si fue tangible aquel a la hora de removerlo, bien podría ser tangible el actual a la hora de enmendar la violación a su intangibilidad.
De todas formas, la “intangibilidad” es un mamarracho legal. ¿Por que los taxistas, changarines, o mozos no tienen puestos “intangibles” y los funcionarios de gobierno si? ¿A esto llaman igualdad ante la ley? O todos tenemos trabajos intangibles, o no lo tiene ninguno. Eso si es igualdad.

También dijo que para “asegurar, proteger y vigilar la integridad, la autonomía y la subsistencia de las provincias, dentro de la unidad coherente del estado federal al que pertenecen”. Ya que el señor ministro aquí se rasga las vestiduras en defensa del federalismo, lo mejor que puede hacer es pedir la derogación de la ley de coparticipacion que mantiene a las provincias rehenes del estado central hace casi un siglo, rompiendo con todo orden federal imaginable. Si hay que defender la autonomía, hay que hacerlo para todo, no solo para las cosas que le convienen al señor ministro.

Con respecto al gobernador Peralta, si realmente cree que quieren “invadir Santa Cruz” y que eso lo habilita a desoír sin mas a los fallos de la corte suprema de la nación; lo que debería hacer, si no fuese hipócrita, es declarar la secesión de su provincia para empezar a funcionar como un país autónomo e independiente del poder opresor que los agobia. Claro que para esto hay que tener mucho espíritu independentista, no deber favores políticos a nadie y ser un funcionario integro que no tiene en su horizonte nada mas que la defensa de los derechos individuales de sus conprovincianos. Cosa que en el gremio de los caudillos provinciales no abunda para nada.

Cambios al Banco Central: Como robarle la plata a la gente.

Como ya se empezó a ventilar desde temprano en los medios oficialistas (todos los estatales, y algunos privados, salvo honrosas excepciones), hoy se comienza a tratar la reforma a la Carta Orgánica del Banco Central, redactada por la actual titular del Banco Nación. La funcionaria, ademas de sonreír mucho y asentir incondicionalmente a todo lo que le dicen sus amos, no tiene la mas mínima idea de los efectos negativos de la manipulación de la emisión monetaria en manos del poder político.


La emisión monetaria es un recurso utilizado para “incentivar la demanda”, lo que quiere decir que a quienes primero les llega el nuevo circulante tienen una situación de privilegio con respecto al resto para adquirir bienes y servicios. Como estos saben que la inflación existe, lo gastan lo mas pronto posible para no perder capacidad de compra. En cuanto este nuevo circulante se encuentra con el volumen ya existente, resulta que hay demasiado dinero en el mercado, lo cual dispara el aumento generalizado de precios. O sea, la misma inflación de la cual los primeros intentaron escapar haciendo circular rápidamente su dinero. Para mantener los indices altos de consumo y demanda, el banco central deberá repetir el ciclo de inyección monetaria a intervalos regulares para no dejar entrever la real realidad del mercado, aunque ocurrirá a largo plazo, lo cual perpetúa la inflación.

Lo que podemos sacar de estos hechos son las siguientes conclusiones:

  • El único que cuenta con los medios para generar inflación es el estado.
  • Las políticas monetarias expansivas son un impuesto.
  • Los pobres son los mas perjudicados por la inflación.
  • Al gobierno no le interesa el bienestar de los pobres.
  • Al gobierno no le interesa destruirle los ahorros a la gente.
  • Al estado no le interesa ser independiente del gobierno.

Espero sinceramente que algunos de nuestros distinguidos representantes se iluminen y pongan punto final a esta carrera hacia el dirigismo económico parando esta medida, que en ultima instancia resultará siendo un paliativo. Porque por mas que demos vueltas al asunto, solo existe un banco central bueno: Un banco central cerrado.

Como dañar a Clarín sin perjudicar a nadie más.

Existen dos caminos bien marcados para resolver el conflicto entre el gobierno y el grupo clarín. La primera opción es la que estamos viendo desarrollarse ahora mismo, que indica que se nacionalizará el papel prensa y se prohibirá a fibertel operar en el mercado. Esta opción necesariamente dará una fuerte señal de que en este país se relativiza el respeto por la propiedad privada y las leyes del libre mercado (fascismo, o sea). Lo cual, a su hora, generara desinversion, desempleo, fuga de capitales, fuga de cerebros, recesión, etc. Ya es un cuento harto conocido por los argentinos que la intervención del estado dará lugar a corporativismo (favores a empresarios amigos). Y el corporativismo de un gobierno democrático no es mejor del que hicieron las dictaduras militares, sino exactamente el mismo.


La segunda opción, es la que propongo en estas lineas. Comienzo por papel prensa.
Se dice que papel prensa no tiene un trato igualitario en la venta de papel. Los diarios chicos o no lo consiguen, o lo hacen a precios muy elevados. Lo que vemos aquí es una “señal de mercado”, o sea que el papel para diario es un mercado potencial para emprender en la industria del papel. Si nadie mas lo hace, lo cual es difícil (a los emprendedores rara vez se les escapa una buena oportunidad), es una excelente oportunidad de negocio para los diarios que se sienten perjudicados por el trato desigual, asociándose para tal fin ¿Se dice que papel prensa produce menos de lo que puede? entonces mas y mejores negocios hará la nueva papelera. ¿Que hace falta mucha inversión para poner a la papelera? Bien, el gobierno puede anular los impuestos aduaneros que encarecen el insumo, para que comprarle a los importadores sea tanto o mas económico que comprárselo a papel prensa. Y con respecto al capital inicial, si no lo tienen y el negocio es verdaderamente tan rentable, no faltara un inversionista que quiera desenbolsarlo y hacerse con los intereses.
El mismo ejemplo aplica a fibertel. Si se desregula el mercado de internet surgirán muchos mas oferentes de servicio locales, provinciales, nacionales e internacionales. Esta competencia floreciente pondrá en serios problemas a los proveedores actuales (entre los cuales esta fibertel) que gozan de un mercado cautivo (gracias al estado), los cuales deberán mejorar sus tarifas y servicios a sus usuarios, si es que no quieren ser barridas del mercado.
Si realmente no se quiere ganar poder político con esta movida, y si estamos en contra de los oligopolios tanto como de los monopolios, nada mejor que la segunda opción nos puede ocurrir. Si no es así, no tengan dudas: Hay gato encerrado.

Caso Fibertel: O como llevar la discusión a cualquier lado

Tomémonos un momento para repasar los argumentos que esgrime el gobierno para caducar la licencia de Fibertel para operar:

“Ha caducado una licencia que Cablevisión estaba ejerciendo ilegalmente siendo que Fibertel se disolvió en enero de 2009. Hicimos todos los análisis y siempre llegábamos al mismo punto: el proceso de concentración era fabuloso y lo único que hacía era favorecer al monopolio del Grupo Clarín en el manejo de las comunicaciones.” [Julio De Vido]

“El monopolio perjudica al cliente porque lo tiene de rehén. La distorsión es tan grande, que parece que sin el monopolio no hay vida posible”, [Gabriel Mariotto]

“Se afirma que técnicamente es imposible la migración. Esto es falso porque los cuellos de botella no son técnicos sino que en la mayoría de los casos son de carácter comercial.” [Comisión Nacional de Comunicaciones (CNC)]

Ahora, imaginariamente, voy a hacer algo inédito: Darle la razón al gobierno en todos los puntos. Total, no tiene que ver con lo que intento señalar aquí.

Hagamos el ejercicio de abstraernos por un momento de la guerra mediática a favor o en contra con respecto al tema. Y reduzcamos el análisis a la existencia o no de violencia, y de quien proviene:

¿Fibertel me puede obligar a contratar su servicio? No
¿Puedo dar de baja el servicio Fibertel? Si.
Existen otras alternativas a las cuales puedo migrar? Si.
¿Se puede ignorar la baja de la licencia? No.
¿Se puede operar libremente como operador? No.
¿Se puede tramitar la reglamentacion que me solicitan sin dar de baja el servicio? Tampoco.

Cito a la Constitución Nacional:
Art. 14.- Todos los habitantes de la Nación gozan de los siguientes derechos conforme a las leyes que reglamenten su ejercicio; a saber: de trabajar y ejercer toda industria lícita […]

Ya se lo que dirán los adoradores del estado: Que “conforme a las leyes que reglamenten su ejercicio” habilita al gobierno a revocar un permiso. ¡MEEEK! FALSO. Una reglamentación no puede limitar un derecho. En derecho constitucional, la jerarquía normativa supone la existencia de normas de distinto rango, de manera que aquella que esté en un peldaño superior de la escala, destruye a la norma inferior. En este caso, el derecho de ejercer industria lícita es la norma superior, y su reglamentación es la norma inferior; la cual claramente no puede contradecir a la anterior. Y mucho menos cuando el prestador de servicio esta esperando a que le digan cuales son los trámites pendientes para ponerlos en orden a la brevedad posible.
La ÚNICA violencia (el uso o la amenaza con la fuerza física) que existe en todo este circo, la pone el gobierno impidiendo la libertad de empresa y las libres decisiones de los individuos sobre lo que quieran consumir o no.

La culpa es del chancho, la responsabilidad no

Según su definición, una “delegación” es una transferencia de tareas, funciones, atribuciones y autoridad, que se realiza entre una persona que ocupa un cargo superior, a un inferior jerárquico para que opere en un campo limitado y acotado, normalmente con un objetivo específico.

Si A delega en B , y este a su vez delega en C , B sigue rindiendo cuentas a A y C a B. Con lo cual, lo que se delega es la tarea, pero no la responsabilidad. Si B le sigue respondiendo a A, pero A delega la responsabilidad, A desaparece del ciclo. Delegar responsabilidad, es salir del circulo. Es no hacer la tarea ni responder ni como va la tarea ni hacerse cargo si sale mal, eso es delegar responsabilidades, y en un sistema de jerarquías, eso es inadmisible.

Ahora bien, cuando B comete un atropello, pero A no delego la responsabilidad; A, al no intervenir reemplazando, reprendiendo, o sancionando al funcionario, valida su accionar y asume toda la responsabilidad por el atropello de B, como vimos antes.

Es natural que nos indignemos con las violentas actitudes del ministro del interior, o con las inescrupulosas intervenciones de la mayoría de los que conforman la primera plana de funcionarios del poder. Pero no hay que dejarse llevar por la primera reacción. En todas esas situaciones, uno tiende a tomárselas exclusivamente con el protagonista, cuando el verdadero responsable y actor virtual se encuentra en la punta de la piramide del poder: El gran titiritero.
¿Y por que el máximo responsable de ese poder no lo hace el mismo? Porque si lo hiciera, debe pagar el costo político, y le impactara negativamente en votos y aceptación. De modo que no le queda otra que mandar a un sicario a que haga su trabajo sucio por el. Afinemos bien el indice, y no mezclemos culpables con responsables.

bestthemeswordpress.com - best wordpress themes - magazine wordpress themes restaurant wordpress themes