Desenmascarándose

No hay escape.

No hay escape.

Todo dicho. PAGAR ES LA ÚNICA OPCIÓN. No hay juicio justo, no hay presunción de inocencia, no hay objeción de conciencia. Como la mafia, pero por lo menos la mafia quiere que te vaya bien.

Los impuestos detienen al país

El Partido Liberal Libertario parodió la publicidad de la AFIP donde los impuestos, pese a su naturaleza coercitiva, son simpáticamente mostrados como virtuosos y necesarios para nuestro desarrollo. Aquí la nueva versión, algo más realista con los privilegios de la clase política a la que en su mayoría sustentan:

Robos de todos los dias

El robo de fondos de la ANSES, que nos enteramos a través de El Argentino no es novedad:

Policía roba 150.000 pesos que eran para jubilados
Un policía de del pueblo rionegrino de Mencué fue detenido el viernes acusado de emboscar y atacar a tiros a cuatro hombres, que transportaban en un auto fondos de la ANSES, y apoderarse de 150 mil pesos.

Este tipo de robos suceden casi a diario con la salvedad de que los cometen hombres de saco y corbata, que no necesitan disparar un solo tiro y para concretarlo solo necesitan una firma.

Se pueden enterar más acerca de esos hechos acá: [1] [2] [3]

Ya lo dijo muchos años atras Juan Bautista Alberdi:  “El ladrón privado es el más débil de los enemigos que la propiedad reconozca. Ella puede ser atacada por el estado en nombre de la utilidad pública”.

Ver al tributo como un botín

Considerando a un automóvil como un bien propio legítimamente adquirido gracias a mi sudor, tiempo, habilidad y esfuerzo, mediante libre intercambio voluntario con su fabricante, y que dicho fabricante utilizó la misma operatoria con sus proveedores y empleados:

  1. Una persona me roba automóvil mediante violencia (coacción).
  2. 100 personas me roban automóvil bajo amenaza de violencia (coerción).
  3. 1.000 personas votan sobre si robarme automóvil bajo amenaza de violencia y por mayoría deciden afirmativamente.
  4. 100.000 personas votan sobre si robarme el dinero equivalente al costo de un automóvil bajo amenaza de violencia y por mayoría deciden afirmativamente, pero me permiten participar de la votación y me brindan una bicicleta a mi y a un tercero.
  5. 1.000.000 personas votan sobre si hacerme tributar el equivalente al costo de automóvil bajo amenaza de violencia y por mayoría deciden afirmativamente, pero me permiten participar de la votación y me brindan un servicio no solicitado a mí y a todos los individuos.

Dado el último ítem es equivalente a situaciones vividas en un Estado actual, ¿en que momento lo moralmente reprobable se convierte en moralmente virtuoso?

Taxation is theft

¿El tributo es robo?

Con esto no pretendo nos pongamos a debatir que tanto tributo es aceptable o si es o no posible una sociedad sin ellos, pero si que mediante la razón veamos su naturaleza violenta y que entonces miremos con otros ojos a políticos cuando sin culpa pretenden subir nuestros impuestos.

Los burócratas en ocasiones intentan mostrar virtud en el tributo con mensajes como “por una cultura tributaria”, pero son ellos mismos los que reconocen la naturaleza violenta de su acciones al denominar a sus operativos como “torniquete fiscal” (ejemplo de ARBA también aplicable a la AFIP).

Y no alcanza con criticar a la corporación política, no siempre es para sus bolsillos. Esta en nosotros darnos cuenta que cuando solicitamos al Estado nos subsidie o brinde un bien o servicio “gratis”, si tiramos de la soga en el otro extremo encontraremos a otro individuo que siendo pacífico es violentado, y que fue nuestro pedido el que provoco la agresión o amenaza de ella.

Poner a la violencia como norma institucional mediante impuestos y aún no poder eliminarla debería avergonzarnos como sociedad. No debemos olvidarlo, menos aún promoverlo.

bestthemeswordpress.com - best wordpress themes - magazine wordpress themes restaurant wordpress themes