¿Libertad de Expresión o Conciencia Nacional?

La utilización de conceptos vagos por parte de los lideres políticos del mundo es habitual. El bienestar general, el bien común, la voluntad general, la sociedad, el país, etc.  son algunos de ellos. Digo que son vagos porque no se sabe bien a quienes abarca, no son medibles, y muchas veces son subjetivos, el que los menciona termina definiendo su significado y sus alcances. El contexto en el que se utilizan estos conceptos es, en la mayoría de los casos, a la hora de realizar planes, lanzar políticas, o justificar alguna acción realizada. Los tiranos del S. XX acostumbraron a cometer las peores atrocidades apelando a conceptos de ese estilo, argumentos que pretendía que la humanidad, el proletariado, o la raza estaban en peligro e iban a ser protegidos por el gobernante que proclamaba tal cosa, apenas años más tarde, los asesinados en nombre de esas causas nobles sumaban millones y millones.

La historia se repetía, y se repite, cada algunos años hasta que el tirano de turno era reempalzado por otro, o caía el régimen.

No estoy tratando de comparar grandes genocidios con lo que sucedió ayer, pero el concepto es el mismo. Como todo gobierno autoritario, Cristina Kirchner el día de ayer decía esto:

a veces pienso si no sería también importante nacionalizar, no estatizar -que se entienda bien para que mañana nadie titule mal- nacionalizar los medios de comunicación, que adquieran conciencia nacional y defiendan los intereses del país, no los del gobierno, los del país.

La supuesta cruzada kirchnerista a favor de democratizar los medios de comunicación se detiene ante la “conciencia nacional”, incluso si aceptamos que los verdaderos intereses del gobierno eran democratizar a los medios y proteger la libertad de expresión contra los monopolios (ja, ja, ja) y también tomamos por cierto que los defensores del actual gobierno, que pululan por todo Internet con un discurso unificado, apoyaban las medidas contra “monopolios” para defender la libertad de expresión, y ahora defienden esta locura de la “conciencia nacional” entonces toda esa mascara de adalides de la libertad de expresión se les cayó, la libertad de expresión la cambiaron por la “conciencia nacional” y la democratización lo cambiaron por nacionalización.

Y por supuesto, nadie sabe que es la “conciencia nacional” (difícil de explicar también el termino democratización en ciertos contextos), salvo, ellos, los que quieren aplicarla.

Por otra parte, para terminar, esta muy claro que quiere decir nacionalizar:

nacionalizar.

1. tr. Naturalizar en un país personas o cosas de otro. U. t. c. prnl.

2. tr. Hacer que pasen a manos de nacionales de un país bienes o títulos de la deuda del Estado o de empresas particulares que se hallaban en poder de extranjeros.

3. tr. Hacer que pasen a depender del Gobierno de la nación propiedades industriales o servicios explotados por los particulares.

Sea la acepción 1 o 3 que nos da la RAE de esa palabra, claramente, nacionalizar va contrario a la libertad de expresión. Así y todo, pocos se dan cuenta.