Estos son

Éstos son los supuestos “intelectuales” y “moralistas” que le dan sustento ideológico al kirchnerismo. O sea, los que tratan de justificar con palabras rebuscadas cada medida que toma el poder:

Víctor Hugo Morales: después de la “Operación Harvard”, que bien podría haberse llamado “Operación La Matanza” por cómo salió la vieja, dijo que todas las preguntas y el operativo habían sido orquestados por los “fondos buitres” y sus malvados abogados republicanos, la peor lacra de la historia de la humanidad. Habría que decirle a este tipo que  el “buitre” es el que se endeuda y no quiere pagar, no el acreedor. Y, por cierto, los abogados de los acreedores de Argentina a los que se refiere, son del partido demócrata.

Victor Hugo Morales

“Que no se diga que jugué fulbito con represores”

Orlando Barone: para justificar la inexistencia de conferencias de prensa (desmintiendo lo que había dicho la vieja cuando contestaba las preguntas) dice que pueden ir periodistas a armar escándalos y lo justifica con el ejemplo de esa periodista que increpó a Perón en el 74 sobre la Triple A. Claramente, son malísimas las conferencias de prensa si sirven para exponer grupos parapoliciales que secuestran y torturan gente. No sabemos bien qué estaba pensando en el momento (si es que las neuronas le funcionan todavía), pero no se esperaba que Cerruti le dijera que la periodista esa había terminado secuestrada y desaparecida. Quedó totalmente descolocado y nos dió el mejor silencio de los medios de la última década y una cara que va a pasar a la historia. (Nota del Autor: la periodista no terminó desaparecida, sino que fue “arrestada y puesta a disposición del PEN”).

Orlando Barone

“Me acabo de mandar un cagadón. ¡Salvame, Galende! ¡Hablá!”

Ricardo Forster: Invitado a 678 el mismo día que Sarlo hizo de Terminator y se llevó puesto a todo el panel, este individuo hizo la pregunta “¿Dónde está el poder?”. ¿Cómo puede considerarse filósofo un tipo que hace esta clase de preguntas ahí nomás en vivo? ¿Tengo que señalarle quiénes son los que pueden meterme en una jaula, decidir sobre mis bienes, decidir si puedo cruzar una línea imaginaria, cómo intercambiar objetos con otras personas o, directamente congelar todos mis activos si no les pago el tributo? ¿Dónde está el poder, señor Forster? ¿En Clarín? ¿Lo tiene Magnetto en su silla de villano? ¿Lo tiene Lanata en uniforme militar? Digamé. Me gustaría verlo debatir cinco minutos contra la implacable lógica filosófica de Molyneux. Claro, pido mucho. No dura 30 segundos.

Ricardo Forster

“Tiro mirada Magnum para parecer re cool. Nadie sabe qué carajo escribí”

Horacio González: No contento con haber tratado de realizar un apriete para que Vargas Llosa no estuviera en la apertura de la Feria del Libro, luego del cual Andahazi se lo comió en un debate, este tipo hace declaraciones que no se pueden creer. Cito textual de Página 12  “La reforma es una discusión posible entre tantas otras. Lo que pasa es que la expresión ‘re-re’ es muy atractiva para los medios que combaten la reforma. ‘Re-re’ significa el capricho de un gobernante con pretensiones perpetuas, y no es el caso. Habría que buscarle otro nombre”. ¿Este tipo se hace llamar intelectual? ¿Sociólogo? ¿Filósofo? ¿Escritor? Si lo que querés es reformar la constitución para re-elegir por segunda vez a una vieja, claramente estás ante la re-reelección. Que no te guste cómo suena por estar muy relacionado a lo que los mismos cuestionaban cuando lo quería hacer el turco y que la gente así lo asocie con algo malo, es otra cosa muy distinta. Ahora, decile como le quieras decir, pero es exactamente lo mismo.

Horacio González

“¿Ducha? 1974”

Y lo mejor, para el final:

La tía José Pablo Feinmann: después de esa gloriosa entrevista en la que dijo que los Kirchner habían sido un poco chorros para poder escaparse después de lo que estaban por hacer y de su posterior mutismo por varios meses, volvió a la carga. Dijo en su programa de radio que las mujeres odian a la vieja kirchner porque no saben si robó o no robó (pese a que él mismo dijo que si), porque la envidian por no haber seguido la carrera que quisieron y ella sí y porque a los 58 años sigue siendo una mujer atractiva. Y que los hombres la odian porque nunca la van a poder tener. Ah, y que su belleza daba para tapa de revista erótica. ¡Qué nivel!

Lo de la carrera, supongo que se referirá al choreo, porque hasta donde sabemos, no hemos visto ni el título ni la foto de la graduación (pese a varias ofertas de varios miles de dólares de Cristian Sanz y de Mr Bugman) de la señora Kirchner. Del atractivo físico, si sus gustos son acordes a la forma que él mismo se lookea, no confío ni un poquito, además, se nota que no vió ni una foto sin maquillaje de la vieja. Tengo que concederle, sí, que hace unos cuantos años hacía furor en el Congreso. Basta con ir a preguntarle a Alasino. Como tapa de revista erótica, recordemos que lo que apareció fue un dibujo, donde el artista se había tomado mucha, pero mucha libertad con los atributos de la señora. Y lo de que los hombres la odian porque no la pueden tener, ¿no estará proyectando un poquito, Sr. Feinmann? ¿No estará exagerando? ¿O acaso tenemos que andar odiando a todas las minas que no podemos “tener”? (qué palabrita, por favor!). ¿Este tipo es considerado un intelectual? ¿Después de decir esta cantidad de gansadas? Y pensar que los insultos favoritos de los cybergarkas son decir cosas como “tus argumentos parecen los de las viejas que llaman a Radio 10”. Les pregunto ¿qué parecen los argumentos de Feinmann?

José Pablo Feinmann

“Yo sé mucho de moda y mujeres lindas. Se me nota”

Éstos son los “intelectuales” y “moralistas”. Estaría bueno que digan a qué instituto para la intelectualidad y la moral asistieron, así no pasamos ni por la puerta. De intelecto no veo mucho, solo veo un rejunte de forros que adaptan sus escritos y declaraciones para justificar su sueldito y espacio que se les dá desde el estado, porque si no, no los lee, escucha, vé ni banca nadie. Una triste existencia.