Competitividad

De Mendicurren y el resto de los prebendarios de la UIA están llorando, por lo menos cuando el mic está en OFF, por una nueva devaluación, porque parece ser que los productos argentinos “dejaron de ser competitivos”.

¿Qué significa “dejar de ser competitivo”? Significa que la diferencia entre los precios (en este caso en el mercado internacional) y los costos se redujo ampliamente, por lo cual ya no conviene fabricar esos productos. Por un lado, la inflación tiró los salarios en dólares por las nubes, por otro lado, muy poco se invirtió en maquinaria y tecnología para mejorar la productividad por empleado (bajando así los costos). Un tercer factor es que Brasil tocó un poquito el Real, devaluándolo, así que les conviene menos consumir productos importados.

DeMendicurren

DeMendicurren: "Así de grande es el toco que me estoy afanando".

Una devaluación termina castigando siempre a los trabajadores a lo largo de toda la cadena de producción y servicios, ya que las materias primas suelen tener precios de Commodity. Lo que estos señores hacen al devaluar, en definitiva, es BAJAR LOS SUELDOS. Tal vez en un tiempo corto no parece, porque varios productos mantienen su precio en pesos, pero a la larga, todos los precios se ajustan a su valor real (lo venimos viviendo desde la hiper devaluación y la subsiguiente inflación, a la que le metieron esteroides con una zarpada emisión monetaria).

¿Hay alguna forma de recuperar “competitividad” sin tocar el tipo de cambio y los sueldos que perciben los empleados? Digo, una que no sea la (¿revolucionaria?) idea de invertir en bienes de capital para producir más, mejor y más barato.

Hay una forma, una forma casi mágica de recuperar, con un solo pase, alrededor de un 25% de “competitividad”.

Este es un secreto que la mayoría de las personas que labura en relación de dependencia no sabe, porque les es ocultado mes a mes. Se trata de las famosas “cargas patronales”. Por cada empleado en relación de dependencia el empleador tiene que poner un 23 a 27% más que el sueldo bruto del empleado, en concepto de “cargas patronales”, que se lo lleva el queridísimo estado (¿para qué lo quiere?, preguntarán ustedes, si ya se afana un toco con IVA, Ganancias, Impuesto Inmobiliario, Impuesto Inflacionario…bueh, pasa que la plata nunca alcanza).

A cada empleado, además, se le descuenta del sueldo bruto el Impuesto a las Ganancias y un 17% más para las cargas patronales que van por su cuenta (si, ¡patronales pagamos todos!).

¿Cuánto más “competitiva” sería la industria argentina si no hubiese que pagar todas esas cargas al trabajo? Dado que a los muchachos de la UIA les preocupa tanto ese tema y son tan amigochos de todos los gobiernos de turno ¿por qué no les proponen que eliminen por lo menos una parte de las patronales? Ni hablemos de ganancias.

Argentina es “poco competitivo” por el alto componente fiscal que existe en todos los ámbitos de los negocios (estoy incluyendo la inflación acá) y por las pocas ganas de competir que tienen los muchachos de la UIA y todos los Lumigarco que hay dando vueltas.

Es fácil: paren de afanarle a los trabajadores. Paren de afanar por cinco minutos al que produce.

Como conseguir un mejor salario

Ayer comentábamos sobre los delirios estatólatras de elevar los salarios por una simple ley, de ser posible eso este blog no existiría porque no nos alcanzaría el tiempo para gastar el dinero de nuestro salario. Lamentablemente elevar los salarios mediante la ley no es posible, y las causas que explican el aumento del nivel de salarios son otras que no contradicen las leyes económicas ni las lógicas.

Para hablar sobre cuál es la causa de que en algunos países el nivel de salarios reales sea mas alto que en otros, el ejemplo de Benegas Lynch es un buen disparador:

Cuando un pintor de brocha gorda de La Paz, Bolivia, se muda a Vancouver, en Canadá, para continuar con su tarea se observa que sus ingresos aumentan sideralmente, lo cual no se debe a que el empresario canadiense es más generoso que el boliviano, sino a que la estructura de capital obliga al primero a pagar remuneraciones mayores

Pero para terminar entender bien la causa de los salarios elevados prefiero el breve texto de W. M.  Curtiss [1] que lo explica de manera muy clara:

En un mercado libre y competitivo, el precio de un producto o servicio depende de lo que alguien está dispuesto a pagar por él. Y lo mismo sucede con los salarios de la mano de obra. El empleador tiene que estar dispuesto a pagar, si quiere hombres que trabajen para él. Lo mucho que pague dependerá, a su vez, de lo mucho que sus trabajadores puedan producir.

Por lo tanto, hallamos salarios relativamente elevados en un país donde la productividad de los trabajadores es elevada. Donde hallemos un nivel de salarios extremadamente bajo, podemos tener la seguridad que la productividad de los trabajadores es baja. Aquí hablamos de salarios reales, por supuesto, o sea lo que puede comprarse con los salarios, y no de salarios monetarios. En un país que experimenta gran inflación, los salarios monetarios pueden subir a alturas astronómicas, pero sirven para comprar muy poco, a pesar de todo.

El motivo por el cual existe una diferencia tan tremenda en la producción de los trabajadores de distintos países […] puede resumirse brevemente en una sola palabra: herramientas. El término herramientas comprende las fábricas y equipos, como también las maquinarias que opera el mismo trabajador. Un hombre que tiene buenas herramientas para trabajar, es mas productivo que el que tiene malas herramientas. En Estados Unidos se requiere actualmente una inversión media de 16.000 dolares [del año 1952] para proveer herramientas a un solo trabajador industrial…

Para proveer herramientas a los trabajadores se debe ahorrar una parte de la producción anterior. No hay otra manera de hacerlo. Los trabajadores compiten entre sí por el uso de las herramientas; cuanto más abundante sea la oferta de herramientas, mayores será las probabilidades de que cada trabajador perciba un salario elevado por utilizarlas. Los trabajadores que emplean su poderío organizado con el objeto de frustrar la producción, evitando así el ahorro para nuevas herramientas – o sea nuevo capital – tienden a cerrar su único camino hacia el verdadero progreso.

Como conclusión volvemos a Benegas Lynch, que dice:

No hay alquimias posibles en economía. Si la estructura de capital se mantiene con dosis de ahorro suficiente para amortizar los equipos existentes, los salarios quedarán sin modificarse, si hay consumo o fuga de capitales los ingresos mermarán, y si la tasa de capitalización crece, aumentarán los ingresos. Y para esto último es necesario contar con marcos institucionales civilizados y estables que garanticen los derechos de propiedad.

[1] Curtiss fue el primer secretario ejecutivo de la Foundation for Economic Education en Irvington, NY.  El extracto publicado corresponde a su obra “La protección arancelaria” publicado en 1979 en español por a Fundación  Bolsa de Comercio de Buenos Aires.

Ley anti-pobreza YA!

Aquellos que tienen la patología de idolatrar al estado, los estatólatras, le asignan cualidades mágicas al mismo y creen, cuál si fuese un dios romano, que tiene la capacidad de realizar lo que para un simple ser humano es irrealizable.  Su poder divino son  las leyes que todo lo pueden.

La jubilación mínima de un 82% móvil se concreta con una simple ley sin importar si está o no el dinero para pagarlas o si quiebra el sistema de inseguridad social, la basura se elimina de las calles con la Ley de Basura Cero sin importar que los niveles se mantengan a idénticos niveles antes de la ley,  la inflación se resuelve con una ley por mas que la maquinita este funcionando al 100%, y por supuesto los salarios se elevan simplemente con una ley de salario mínimo bien alta (bastantes tacaños los políticos en Argentina que no proponen un salario mínimo de $ 10.000).

Algo así es lo que cree la presidenta  Cristina Fernandez de Kirchner según lo que expresó hoy en su alocución de cada día:

Miren el otro día estaba mirando unas cifras: la Argentina tiene el mejor salario mínimo, vital y móvil de toda la región

Genial! Un  salario mínimo, vital y móvil (encima  vital y móvil, vamos todavía!) más alto que en cualquier otro país de la región, somos el país que la tiene mas grande.

Claro que no tomamos en cuenta un pequeño dato, este salario mínimo plasmado por ley está lejos de la realidad del capital disponible en Argentina, que es lo que al final del día determina el nivel de los salarios.

Hace poco nos informaban en La Nación, aunque seguido de un análisis paupérrimo, que la gran mayoría de los empleados de los estratos sociales más bajo estaban en negro, esto se da por el simple hecho de que si estuviese aplicado el salario mínimo de manera rigurosa, toda esta gente se quedaría sin trabajo, ya que como comentábamos recién está desacoplado de los niveles de salario de acuerdo a la cantidad de capital disponible:

Tres de cada cuatro personas que tienen un empleo y están ubicadas en el estrato social más bajo desarrollan sus tareas en la economía informal.

Por supuesto, que esta última información  no es importante, porque mas allá de lo que muestre la realidad, la presidenta se puede  vanagloriar de que tenemos el salario mínimo mas alto de la región, por más que en la realidad un 75% de los más pobres del mercado laboral ganan por debajo de ese salario.

¿Que está esperando la presidenta para declarar la abolición de la pobreza, la eliminación de la inflación, y el final la desnutrición mediante algún Proyecto de Ley, o de sus tan queridos Decretos de Necesidad y Urgencia?

Mañana mas sobre el tema.

Empleo en negro y pobreza

En el diario La Nación, publican hoy una nota sobre el mercado laboral y la abrumadora cantidad de empleo en negro que hay en el país:

Tres de cada cuatro personas que tienen un empleo y están ubicadas en el estrato social más bajo desarrollan sus tareas en la economía informal. Ese elevado índice de trabajo en negro entre los más desfavorecidos -que persiste en el tiempo- es una de las causas por las que no se logra una caída significativa del índice de pobreza. La otra razón ineludible que traba una posible mejora de la situación social como fruto del crecimiento económico es la inflación, y, principalmente, la vinculada a los productos para cubrir necesidades más básicas de las familias.

La autora de la nota, Silvia Stang, relaciona de manera inversa el empleo informal con la pobreza, para ella, el primero es causa de lo segundo, y aplicando más estrictamente la legislación laboral actual se podrá alcanzar una disminución significativa de la pobreza. Silvia Stang no lee quenotepisen, acá ya analizamos como las regulaciones laborales, y el salario mínimo afectan los niveles de empleo, principalmente entre los mas pobres y los más jóvenes. El empleo informal no es otra cosa más que el mercado negro de trabajo, y éste es posible que exista gracias a que las leyes laborales no se aplican de manera muy estricta, de hacerlo, no aumentaría los salarios y la calidad de vida de los afectados, más bien se quedarían sin trabajo.

Si el empleo informal existe es debido a que los precios artificiales fijados al trabajo por las regulaciones gubernamentales están muy por sobre las posibilidades de la economía argentina actual, en cuanto al capital real disponible. La solución para disminuir la pobreza entonces debe ser vista desde otro punto de vista: por un lado se deben eliminar todas las regulaciones laborales que desincentivan la contratación de empleados y hace mas dificl el surgimiento de nuevos emprendimientos, por otro permitir la generación de riqueza  respetando los derechos de propiedad (y esto incluye dejando de robar mediante inflación). En otras palabras, el gobierno tiene que deshacer lo que hizo y después no hacer mas nada.

Promo Libre

Hoy mientras caminaba por el subte yendo al trabajo, agarré un Diario La Razón y me puse a ver la nota de tapa. Leí la volanta… y paré de caminar: “Me siento libre cuando puedo elegir de todo”. La nota (o publicidad, da igual) hacía alarde de cómo “respondiendo a la necesidad y al pedido de los consumidores, todos los medios de pago están disponibles”, y la promo amplía “sos libre para elegir cómo pagar”, “sos libre porque tenés más de un día para venir”, “sos libre para elegir los productos en promoción”. En síntesis, la libertad “vende”. Y, paradójicamente, es comprada porque nunca le fue tan bien a Carrefour como con esta promo.

Pero qué pasó con el mito de los formadores de precios? Con esos monstruos viles y egoístas que quieren perjudicar al pobre trabajador? Y la inflación? Y Candela?

En competencia, las empresas pueden sacar este tipo de promos que no hacen más que incentivar la baja de precios y satisfacer mejor a los consumidores. En competencia el trabajador, el consumidor, es libre y se beneficia por un grupo de empresarios que luchan entre sí para satisfacerlos mejor. En libertad, el consumidor es el rey.

Hoy, Carrefour, con su Promo Libre, me robó una sonrisa. Obvio que no les voy a comprar, porque tengo un chino a 2 cuadras y gracias a las exenciones fiscales que tienen y que venden marginalmente, probablemente siempre sean una mejor opción, pero no puedo menos que aplaudir de pie el hecho de que basen una campaña en la libertad, en darle el poder al consumidor y que, en consecuencia, les vaya bien.

No hay medida del gobierno que pueda siquiera acercarse a los beneficios que genera la inventiva comercial. No seas ganso, cuando compres, si querés cuidar tu bolsillo, Elegí Ser Libre.

Que no trabajen (los mas jóvenes)

En momentos que se crítica a la juventud que no trabaja, donde se crítica la falta de la cultura del trabajo la AFIP, para satisfacer su voracidad insaciable, desalentará la contratación de menores de 18 para trabajar:

Más controles de edad. La AFIP ampliará sus controles y verificará la edad de los empleados dependientes que según sus empleadores son menores de 18 años, eludiendo con ello cumplir con la determinación e ingreso de los aportes y contribuciones a la seguridad social, de acuerdo con las previsiones de la Ley N° 24241. Se trata de controles a empleadores que no informaron la mayoría de edad de sus empleados. Los desvíos detectados recibirán tratamiento de evasión y generarán fiscalizaciones a los contribuyentes involucrados. El objetivo es proteger el empleo y la evasión de los aportes con destino a los distintos subsistemas de la seguridad social, informaron desde la Administración.

¿El objetivo es proteger el empleo? Extraña manera de hacerlo: obstaculizándolo.

[FUENTE]

Hombres y Mujeres: La guerra de los salarios

Muchas veces escuchamos que existen diferencias salariales entre hombres y mujeres,  y el gobierno debería regular para que esto no sea asi para defender la igualdad.

Esta Carta de Lectores que apareció hoy en La Nación explica de manera clara y concisa que alguna de las dos premisas es falsa: o las mujeres no tienen la misma productividad que los hombres, o no hay diferencias salariales.

Hombres y mujeres

Señor Director:

“En la edición del martes 7 de septiembre, una nota resalta las diferencias salariales entre hombres y mujeres. Si realmente, a igual productividad, las mujeres trabajan por menos dinero, cómo es que no vemos a todas las mujeres empleadas, siendo que es más barato contratarlas.

“La realidad es que el hombre y la mujer no son iguales, y debido a decisiones individuales de cada una, como tener hijos, y criarlos, muchas veces se ven relegadas en la escala salarial; por el contrario, las mujeres solteras o sin hijos han podido tener carreras tan o más exitosas que muchos hombres.”

Tomás Adalzzi

Camino equívocado

Cuando leo esto:



En realidad hay que leer:  “Comienza el debate para determinar cuanta gente mas va a ser desplazada del mercado laboral”

Qué le regalarías?

El 15 de Octubre es el cumpleaños de nuestro funcionario preferido: Guillermo Moreno.

¿Qué le regalarías? Yo ya tengo preparado mi regalito. :)

Como promover el desempleo

Me entero leyendo en el Diario Perfil esta nota respecto de un nuevo regímen laboral para las empleadas domésticas:

Con respecto al salario mínimo, continuará siendo fijado por el Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de la Nación.

Sobre el seguro de ART, el especialista Carlos Brassesco, abogado del Sindicato de Empleadas Domésticas, sostuvo que, “estimativamente, el costo de un seguro de ART podría rondar unos $ 20 por trabajador/a y sumado a los aportes y contribuciones al régimen de la seguridad social ($ 81,75), podríamos estar hablando de alrededor de $ 100 por encima del sueldo a abonarse”.

La presidenta de la Liga de Amas de Casa, Aída Irma Muñoz, habló con PERFIL y sumó su punto de vista: “Es justo que gocen de los beneficios y de las indemnizaciones como cualquier trabajador, porque respetamos el trabajo del otro y pensamos que está bien que haya una ley que las ampare”.

El subsecretario de Relaciones Laborales del Ministerio de Trabajo, Alvaro Ruiz, explica la postura oficial: “Con este proyecto buscamos avanzar en una mejor protección para los sectores, grupos o colectivos laborales que se encuentran en mayor situación de vulnerabilidad”.

Esto no está tomado de un capítulo de La Rebelión de Atlas, es un proyecto que será votado en el Congreso y para el cual, según dice la nota, “hay un gran consenso entre todos los bloques a favor de la aprobación”.

No es mi misión aburrirlos con los efectos del salario mínimo o como todas estas conqusitas sociales terminan siendo perjudiciales para los propios conquistadores.

Hay algo básico para entender de esto, no se trata de andar proclamando por ahí la existencia de ciertos “derechos” (será en otra oportunidad cuando escriba sobre los pseudoderechos) para que se den situaciones que son deseadas por todos, la clave esta en pensar bajo que marco se puede dar la realización de esos objetivos.

Los adherentes a la religión del estatismo ven esta proclamación de derechos como un fin, declarar que el trabajo digno para las empleadas domésticas, la educación o la salud, es la solución a todos los problemas.  Pero es esa realmente la manera de conseguir esos objetivos? No, definitivamente.  La mayoría de las veces los efectos son contraproducentes, el resto de las veces los efectos son nulos.

Esto no es una hipotesís, bata con observar las veces que han proclamado distintos gobiernos el derecho a una vivienda digna, derecho a la salud, derecho a la educación de calidad, etc. y han diseñado planes para cada uno de ellos, fueron un fracaso tras otro.

 

Mañana la solución a todos los problemas.

Update: Segunda Parte

bestthemeswordpress.com - best wordpress themes - magazine wordpress themes restaurant wordpress themes