¡Feliz Año Nuevo!

Desde acá, les deseamos a nuestros fieles lectores (y también a los ocasionales) un feliz 2011.

Un mensaje esperanzador para el año que comienza mañana:

Esas personas que dicen “eso nunca va a suceder” siempre van a existir. Ellos se equivocaron tantas veces en el pasado que sus aburridas, risibles, y poco creativas excusas no impresionan ni preocupan a nadie:
Bajo el feudalismo, el capitalismo, respecto de la libre formación de empresas y el comercio afirmaban que “eso no iba a suceder”.
Bajo la esclavitud, sobre la abolición decían que “nunca pasaría”.
Bajo la segregación, la integración “nunca iba a pasar”.
Cuando Gandhi apareció en el escenario de la política mundial, afirmaban que una India independiente de los británicos “era una utopía imposible”.
El colapso de la Unión Soviética en el siglo XX, “nunca iba a pasar”.
Cuando Galileo desafió a la Iglesia Católica, la mayoría decía que la aceptación de la idea de que la tierra es redonda y no plana “nunca sucedería”. De hecho, la separación total del Estado y la Iglesia “era imposible”.

Todo eso que algunos (la mayoría muchas veces) indicaban como “imposible”, sucedió. No fue fácil ni se dio por arte de magia, muchas veces fueron muchos hombres los que lograron que suceda, otras veces fueron solo un puñado los responsables, pero lo fundamental es que en todos los casos se trató de gente comprometida con las ideas que defendían y con la certeza de que estaban luchando por lograr una situación más justa, y si nadie intenta promover, difundir, y realizar esas ideas, éstas no avanzarán por si solas.
Estos son nuestros deseos para el 2011.

El texto fue extraído de este artículo (punto 3).

Estamos en todos lados

Estamos en el subte:

Estamos en las plazas:

Estamos en tu dinero:

Estamos en los aviones (o casi):

Estamos en los colectivos:

Estamos en la calle:

Estamos en todos lados:

¿Y vos dónde estás?

(ahora también estamos en facebook)

Campaña: Actuar para que el mal no triunfe

Para que el mal triunfe, sólo es necesario que los buenos no hagan nada
- Edmund Burke

El título del post parece el de un predicador, no se asusten y lean.

Desde QUENOTEPISEN.net , no solo nos dedicamos a escribir y a ofrecer una visión diferente de la que estamos acostumbrados a oír sino que también nos dedicamos a la acción. A realizar acciones que tiendan a modificar el status quo o al menos a que ayude a difundir la filosofía de la libertad.

Por eso proponemos desde este post cómo promover las ideas de la libertad. Por eso, también,  salimos a la calle.

La siguiente es una idea que surgió a partir de lo que pude ver en este   grupo de Facebook que reclama que no cierren el cine Tita Merello (más sobre ese tema acá). Allí frente a la propuesta de ese grupo de firmar un petitorio para que el gobierno se haga cargo de la sala, algunos se pusieron a promover una solución mucho mas justa.

. Probablemente no será la gran cosa, pero los aportes y los cambios que logremos por más pequeños que sean sirven, y en un país donde a la gente y el gobierno le importa poco la libertad, mucho mas justa.

El objetivo de la campaña que denominé “Actuar para que el mal no triunfe”, es promover en la gente un cambio sobre como ven los problemas que quieren solucionar, intentar que favorezcan las opciones basdadas en la libertad y los acuerdos voluntarios frente a la soluciones impuestas por una minoría, a través de su influencia en el gobierno, a una mayoría.

Eso es lo que estaba intentando hacer Franco en ese grupo, proponer una alternativa liberal frente a la opción:

¿Como podés sumarte?

Localizá una causa que te interese, pero que promueva una solución injusta. Sumate al grupo, analizá opciones voluntarias  y proponela  en el foro de discusión o en el muro del grupo, hace un seguimiento e intentá que te tomen en cuenta.

Probablemente no lo hagan, pero no te desanimes, casi seguro que alguien te leyó y lo dejaste pensando sobre la naturaleza de la propuesta que apoyaba.

¿No te gusta hacer estás cosas solo porque es aburrido, o no estás seguro de poder hacerlo bien?

Para eso acabo de crear un grupo en Facebook de este blog, sumate y avisá en donde estás participando así, entre todos, te podemos ayudar.

Familia o Gobierno?

A proposito de la noticia de ayer, hoy envíe esta carta a La Nación:

Señor Director:

La discusión actual del matrimonio gay y la importancia de la familia es, a mi entender, obsoleta.
Viendo el avance del Estado sobre la esfera privada de las personas, uno llega a la conclusión de
que los padres han quedado relegados a la hora de educar a sus hijos, y es el Estado el que ha tomado este papel.

Desde el tipo de escolarización, sus contenidos, los horarios de las salidas nocturnas, la vacunación, y ahora hasta los juguetes que pueden utilizar los niños, segun nos enteramos esta ultima semana, pasaron a ser decisiones de los legisladores y no de los padres.

Discutir los modelos de familia es insignificante, mientras sean los políticos crean que puede criar a los hijos de otros
mejor que los padres de ellos.

Los resultados a la vista

Parece que mi llamada a la acción tuvo su efecto.  Luego del post de Ross Bard y otro de quien escribe apareció publicada en La Nación una carta en el mismo sentido:

Día del Piropo

Se­ñor Di­rec­tor:

“En una carta de esta sección del 4 de julio el lector Gustavo Colla comenta el vergonzoso comportamiento de los legisladores que debatieron acerca de la aprobación de un proyecto de ley para cristalizar el Día del Piropo.

“Considerando las actividades habituales de la Legislatura, que consisten en alzas de impuestos, regulaciones excesivas, limitaciones a los derechos individuales, obstáculos para nuevos emprendimientos, la aprobación de obras monumentales que se pagan, pero no se concretan, entre otras, que los legisladores se dediquen a promover el Día del Piropo, el Día del Perro Callejero y el Día de la Parrilla no debería ser criticado por la ciudadanía, sino que debería representar alivio por un día sin nuevas leyes que emanen de ese órgano.”

Tomás Adalzzi
tomassadalzzi@gmail.com

Y ahora que hacer?

OK. Llegaron a este blog por curiosidad, encontraron esos fantasticos afiches en el subte, y se preguntaron de que se trata todo esto. Ahora se dan cuenta que existe otra alternativa al manejo de los políticos de tu vida, mas cercana al auto-gobierno, relacionada con la responsabilidad y con un ambiente donde prevalezcan las relaciones voluntarias frente a las que son producto de la violencia ejercida por una minoría sobre el resto.

Llegaron a este blog porque desde antes estaban comprometidos con la defensa de la libertad, de los derechos individuales, y saber que hay otros que defienden los valores de la libetrad les dieron mas ganas de defender lo que ustedes creen. Lo que nosotros creemos.

Pero la realidad es que leer, sirve, pero no generá un cambio significativo en la sociedad si no podemos aplicar los conocimientos que tenemos, sean vastos o pocos.

Entonces la pregunta es que puedo hacer para obtener mas libertad y vivir en una sociedad libre?

Hay muchas formas en las que podés participar, algunas podés hacerla solo/a, otras son mas divertidas si las hacés con amigos, algunas requieren mas tiempo y dedicación que otras, pero por sobre toda las cosas, enfocate en lo que mejor sabes hacer.

No necesitás ser un experto en ningún tema, pero es aconsejable informarte sobre lo que vas a discutir para ofrecer una postura sólida, en otro post vamos a recomendar websites donde podrás informarte, y aprender sobre los temas de actualidad.

  • Escribí una Carta al Director del diario de tu zona, o de algún diario nacional.
  • Escribí algún artículo de opinión sobre algún tema de actualidad en tu diario local.
  • Escribí para la publicación de tu universidad, también podes  comenzar una, o distribuir un panfleto con algún texto.
  • Envía un mail, a los legisladores de tu distrito, o a los Diputados y Senadores instandoles a que voten en defensa de los principios de una sociedad abierta, si votan de esa manera agradeceles su voto.
  • Escribí un blog, comentá, envía artículos de interés  a personas que crees que le puede llegar a interesar
  • Asistí y participá en  las audiencias públicas, asambleas, y otros tipos de reuniones donde se discutan asuntos sobre tu barrio, pueblo, o ciudad.
  • Debatí con amigos, familiares, compañeros de trabajo sobre los distintos asuntos que te preocupan y ofreceles tu punto de vista diferente.
  • Averiguá si existe una agrupación que defienda los valores de la libertad en tu colegio, universidad, barrio o localidad y sumate, o comenzá una vos.
  • Intentá avanzar con las ideas de la libertad colaborando con un partido político que represente tus ideas.
  • Podés intentar promover la filosofía de la libertad en otros partidos para que tomen en cuenta una posición distinta.
  • Pensá en otra idea y compartila en los comentarios.

Puede ser que te sientas solo en tu barrio o localidad a la hora de defender tus ideas, puede ser que sientas que tu esfuerzo no sirve de mucho, pero tenés que sabe que los grandes cambios en la sociedad lo han logrado hombres y mujeres que han empezado en soledad, que han sido una luz entre la oscuridad, y que luego de expresarse y defender todo en lo que ellos creían muchos otros se sumaron para defender su causa. Es verdad que hacerlo en grupo es mas divertido y hasta mas efectivo, pero hoy en día conseguir personas que defiendan lo mismo que vos no es tan dificil gracias al avance las comunicaciones mediante las redes sociales.

Los comentarios están abiertos para sugerencias que iré incorporando al texto a medida que las hagan.

El Llamado (II)

El siguiente artículo esta relacionado con el de ayer. Se trata de una aplicación práctica al “llamado” al que hacia referencia el autor, que no casualmente es el msimo.

En este caso, es sobre la historia de Rush, una banda de rock progresivo, que supo conocer la cima del estrellato. Sin embargo, luego de dos grandes discos, lanzaron un disco que fue un fracaso comercial. A todo esto la compañía discográfica los presionaba para que lanzaran mas singles y canciones más cortas. Fieles a su estilo, dejaron de lado el consejo de la compañía y decidieron lanzar el nuevo disco difundiendo las ideas que aparecen en la novela Himno, de Ayn Rand (Son menos de 100 paginas sin desperdicios!).

Después de repasar la historia de Rush en ocasión del estreno del documental sobre la historia de la banda.

Dice Horwitz:

Transcurrido el tiempo, el album se convirtió en un gran exito, gracias a la significante fuerza del boca a boca.  [...]

La lección de la pelicula es que las personas con un “llamado”, no importa el tipo, deben reocnocer seis claves para convertirlo en un exito:

1. Comprometerse en ser el mejor en lo que sea que hagas.

2. Ser abierto para perfeccionarse aprendiendo de otras personas talentosas.

3. Tener una visión de lo que querés alcanzar.

4. Mantenete fiel a tus ideas, aún en el peor momento, y no cedas.

5.  Si a los guardianes de la verdad y el gusto no le gusta, transmitiselo directo a la gente.

6. Aprende a no tomarte a vos mismo tan serio.

Lo que esto significa para los liberales es que tenemos conocer sobre teoría e historia y sobre todos los temas actuales, pero también abrirnos a aprender de aquellos con los que no estamos de acuerdo. Necesitamos continuar con la articulación de nuestra visión y mantenernos con ella, aún cuando las cosas se pongan feas. Como ahora.  Hay ateos en las trincheras, y hay liberales en las crísis economicas. Cuando somos dejados de lado por Pual Krugman y el New York Times [o por Nelson Castro y Clarin], debemos continuar haciendo ruido online. Y tenemos que recordarnos que debemos estar dispuestos a reirnos de nosotros mismos.

Espero que esta historia les sirva de inspiración.

El Llamado

La siguiente es la primer columna del economista  Steven Horwitz en la revista Freeman. Su columna se llama “The Calling” (“El Llamado”) y acá explica porque  le puso ese nombre, me pareció muy interesante para compartirla con ustedes y la traduje para que nadie se quede afuera sin pooder leerla. El original lo pueden encontrar acá

Cuando los buenos muchachos de la FEE y la revista Freeman me preguntaron recientemente si quería escribir una columna periodica en su web, dudé brevemente, pensaba mientras revisaba mi ocupada agenda y los compromisos actuales para escribir. Pero solo fue breve, cuando supe que esto fue algo para lo que tenía qeu hacerme un tiempo. Lo mismo puede decirse por la hora en la que me pase debatiendo los meritos del capitalismo con una persona que no conozco, y no estaba siendo muy amable conmigo, en los comentarios del estado en Facebook de un amigo en común. Tal como un amigo liberal me dijo, “Cada conversación es una oportunidad para cambiar el mundo, donde sea que suceda.” En efecto.

Y justo unos dias atras , mientras estaba sentado en una plaza en New Orleans con un amigo y su hijo, chequeaba mi casilla de e-mail y mi amigo, que tambien es academico me pregunta, “Alguna vez dejas de pensar en el trabajo?” Mientras pensaba como contestar seriamente a esa pregunta, me di cuenta que estaba basado en una premisa erronea: que percibo lo que hago como “trabajo. Esa no es la manera en la que se siente. Le contesté, “En algún sentido, no. Nunca dejo de pensar sobre mi “trabajo”. Pero lo que yo hago no lo siento como un trabajo. Es un llamado. Hay un mundo ahí afuera que necesita ser mejorado”

Para aquellos que tenemos embebida la filosofía de la libertad, el mundo no lo vemos mas como antes. Vemos todo tipo de problemas a nuestro alrededor, tanto en como es el mundo y como piensan muchos que debe ser, y nos sentimos obligados a contestarles. Cuando la gente dice cosass que sabemos que están mal, estamos siempre listos para contestarles (asumiendo que la situación social nos los permite). Aquellos de nosotros que somos intelectuales profesionales, capaz, “llamados” en este sentido, dado que tenemos conococimientos, habilidades, y una reputación para alcanzar a mas personas y probablemente hacer mas diferencia.

El peligro de considerarlo un “llamado”, por supuesto, es que puede convertirse en un dogma o en un termino odioso. Todos nos hemos encontrado con la persona que no sabe cunado dejar de lado la política de un asunto social, y esa no es la persona que queremos ser. Y eso tampoco es efectivo a la hora de difundir el mensaje de la filosofía de la libertad. Junto a este llamado particular se encuentra nuestro mejor esfuerzo en hacer de nuestros prinicpales valores algo coherente con nuestro comportamiento social.
El intercambio voluntario y la tolerancia no son solo principios politicos sino guias para la interacción humana, en todo sentido.

Entonces discutir en los comentarios en Facebook, o chequear mi correo electronico en la plaza, o aceptar el compromiso de escribir esta columna mientras tengo una gran lista de cosas o hacer, o la imposibilidad de muchas personas como yo de decir “no” a una charla o paper mas, o a otro viaje o conferencia, se puede entender como parte del llamado que proviene de nuestro entendimiento de la filosofiía de la libertad y viendo nuestro poder para cambiar el mundo en muchos de una manera que mejorará la vida de miles de millones de nuestros compañeros humanos.

Cada vez que hablamos, de manera civilzada y con una mente abierta, a aquellos que ven el mundo diferente, o cada vez que escribimos una carta al editor, o entregamos nuestro tipo o recursos a organizaciones que lo merecen, estamos asumiendo el llamado para hacer del mundo un lugar mejor. Muchos de nosotros no podemos hacer nada contra eso. Pero eso esta bien porque pensamos que no hay nada mas importante que podamos hacer mas que responder al llamado.

Espero que esta columna se convierta en un lugar donde mi llamado se convierta parte de tu llamado y ayude a difundir la filosofía de la libertad. Daré lo mejor de mi para estar a la altura de mi objetivo, y espero que ustedes hagan lo mismo. Un vistazo a donde fue el mundo en los ultimos años nos debería decir que necesitamos a la filosofía de la libertad mas que nunca.

Que no te pisen

Invasión de pinchos

Estás visitando este blog porque de repente te encontraste con una invasión de pinchos en Buenos Aires?

Te estarás preguntando porque un pincho, o puercoespín?

La respuesta es sencilla:

El pincho es un símbolo de la libertad que tanto anhelamos, es la representación gráfica del “Que no te pisen”. El pincho, es un animal que utiliza sus pelos (que parecen pinches) solo para defenderse de las agresiones, y nunca inicia la fuerza contra otro animal.

Cuando el gobierno nos sacá la mitad de nuestro sueldo en impuestos, nos obliga a usar a casco, tenemos que pasar por cientos de escritorios haciendo tramites inutiles para abrir un pequeño emprendimiento, esta tratandonos como tontos, nos esta impidiendo nuestro crecimeinto y desarrollo personal, por eso es hora de sacar nuestros pinches y cuando se acerquen a intentar violar nuestros derechos hacerles notar que no será tan facil, y exigirles que no nos pisen MAS.

bestthemeswordpress.com - best wordpress themes - magazine wordpress themes restaurant wordpress themes